Luego de tres jornadas artísticas inéditas que se realizó en el predio del Parque del Acceso Este de Guaymallén se eligieron los ganadores de las esculturas lumínicas más originales presentadas durante la Noche de Luz y Fuego en la que numerosos artistas locales pudieron exponer sus obras al público. durante el pasado fin de semana.

//Mirá también: El clásico de “La Sanata” podrá disfrutarse en un teatro guaymallino

Un jurado, y el voto del público fueron los que eligieron las mejores obras. El primer premio fue para Yamila Marañón con su obra “Dimensión de luz”, y se hizo acreedora a una suma de $80.000. El artista visual Carlos Escoriza, la artista plástica y ceramista Vivian Magis y el escultor José Carlos Delia fueron los encargados de seleccionar el primer premio.

Al comentar las razones por la cual se le otorgó el galardón se destacó la claridad conceptual de la propuesta minimalista, además se consideró que la luz tuvo un protagonismo fundamental en su creación.

Por su parte el público, a través del voto por las redes también seleccionó a su favorito. La obra ganadora, fue “Evanescente” de Marcia Fozzatti, Candice Abad y Lucas Millán. Se trata de una escultura colgante realizada con corchos reciclados, suspendidos que forma una cabeza humana abstracta que desaparecía en la parte posterior. Estos artistas obtuvieron 756 “me gusta” y b528 comentarios válidos por lo que recibirán el premio de $60.000.

"Evanescente" de Marcia Fozzatti, Candice Abad y Lucas Millán fue la escultura colgante elegida por el público a través de las redes sociales. Gentileza MG

También se procedió a la entrega de cuatro menciones especiales de $20.000 a cada uno de los proyectos que fueron:

“Sequía vigente” de Iván Almandoz, Pablo Gómez y Nora Gorla: motivada por esta problemática actual, representó un árbol de hierro envuelto en tela donde se proyectaron pinturas de los autores para capturar la esencia de las cuatro estaciones.

//Mirá también: Guaymallén abrió convocatoria para la elección de la reina departamental

“Latidos del tiempo” de Sergio Benegas: reunió en su forma geométrica la pulsación constante de los ciclos y pretendió asociarse a la música programática, evocando un latido tridimensional en el espacio.

“Luces audiorítmicas” de Jorge Espinoza: aunaron arte, diseño y electrónica al servicio de la obra del célebre compositor Antonio Vivaldi.

“Sueños” de Laura Herrera: estructura metálica de tres escaleras quebradas en su forma, inestables y frágiles. La técnica utilizada incluyó al hilo como material plástico y como elemento conceptual poético, que vinculó distintos sectores de la escultura y buscó crear semejanzas entre momentos de imaginación, recuerdos e ilusiones.