En el contexto de pandemia en el que vivimos muchos de nuestros hábitos y actividades han cambiado. Entre ellos se encuentra la forma de educar y de ser educados, que a partir del 2020 se realiza de manera virtual. Este año la modalidad de semipresencial, por lo tanto el acceso a internet y la disponibilidad de un dispositivo móvil o computadora son imprescindibles, tanto para los alumnos como para los docentes.

En este marco y enfocándose en los trabajadores de la educación, el diputado del Frente Renovador, Jorge Difonso, pide que se apruebe el proyecto de pago al servicio de internet, denominado “ítem conectividad” para los docentes, el cual presentó el año pasado. El designio está apoyado por la Dirección General de Escuelas, docentes privados y el SUTE.

Este reclamo hace hincapié en el trabajo virtual que realizan los educadores, dando vital importancia a la necesidad de una desconexión digital fuera del horario laboral y en períodos de licencia que los trabajadores de la educación tengan. El plan establece que la autoridad educativa debe proporcionar el equipamiento y soporte necesario para que los docentes puedan desempeñar sus tareas sin inconvenientes.

¿Cómo el estado se haría responsable de los gastos de los docentes? Compensando el gasto que tienen actualmente para acceder a servicios de internet. Por otra parte el Estado tendrá que realizar capacitaciones en nuevas tecnologías y derechos a la intimidad.