El brutal asesinato de una joven de 26 años en su vivienda de Ugarteche (Luján de Cuyo) conmueve a este distrito lujanino y a toda la sociedad mendocina. Y es que, alrededor de las 10:30 de hoy -alertados por un llamado al 911-, personal policial llegó a la vivienda ubicada en la calle La Gallega, del barrio Tierra, Sol y Luna (Ugarteche), donde encontraron tendido al cuerpo de la mujer. Tras verificar que no presentaba signos vitales y evidenciaba notables rastros de maltrato y agresiones, comenzó la investigación por el asesinato.

Equipo de la policía científica de Mendoza se hizo presente en el lugar

El cadáver de la mujer -identificada como Mercedes Margarita Zárate (26)- presentaba heridas cortantes y golpes en distintas partes de su cuerpo, mientras que el hermano de la víctima y vecinos del lugar aportaron un dato clave: la víctima mantenía una relación muy tormentosa con su ex pareja, quien incluso -de acuerdo a los testimonios- la maltrataba. Y aunque en un primer momento todas las lupas se centraron sobre este hombre, luego la Policía y la Justicia lograron determinar que el señalado se encontró en todo momento y no abandonó un domicilio de Godoy Cruz; donde el hombre cumple prisión domiciliaria.

Más allá de esta confirmación, los sabuesos no descartan absolutamente ninguna hipótesis; y la teoría del femicidio es la que más fuerza toma.

Detuvieron a un vecino

En los instantes posteriores al hallazgo del cuerpo, personal policial dispuso la detención de un joven de 20 años, quien vive el mismo barrio. El detenido se encontraría comprometido con el femicidio de Mercedes Margarita Zárate; por lo que quedó detenido en la Comisaría 11 de Luján de Cuyo, mientras la investigación de la Unidad Fiscal de Homicidios continúa y los efectivos trabajan en el lugar.

Su hijo; herido y encerrado en su habitación

Cuando los efectivos llegaron este domingo por la mañana al lugar, además del cadáver de la joven; advirtieron que en una de las habitaciones estaba el hijo de la víctima fatal, un niño de 8 años. Visiblemente consternado, el niño presentaba algunas lesiones en su cuerpo también, por lo que fue derivado para que se lo revise de inmediato.

Y, a raíz de toda la situación, también quedó bajo asistencia psicológica.