Este miércoles 25 de noviembre se llevará a cabo la audiencia pública virtual donde se analizará el aumento de la tarifa del agua. Aysam solicitará un 50% de aumento a partir del mes de enero.

Si el Poder Ejecutivo acepta ese pedido, la tarifa mensual promedio para los usuarios residenciales pasará de $600 a $900 por el servicio de agua potable y cloacas.

“El 50% es para prestar un servicio óptimo. Con ese aumento la tarifa quedaría actualizada. El pedido que hicimos en sobre un estudio de costos, ajustes por inflación y por dólar. Después de la audiencia pública, el que decide es el Ejecutivo en función de la información”, explicó el titular de Aysam, Alejandro Gallego.

De hecho, desde la empresa indicaron que el aumento del próximo año debería ser del 60%, sin embargo se ajustaron los números para que sea un 10% menos.

El diputado del bloque Ciudadanos por Mendoza, Mario Vadillo, salió a cuestionar el pedido de incremento y a solicitar la nulidad de la audiencia pública.

“Hoy hay un 34% de cañería de hierro de más de cien años, una red de agua y cloacas que está semidestruida. Necesitamos una tarifa social para los que no tienen capacidad económica y no aumentar el servicio durante la pandemia”, sostuvo Vadillo.

Para este año Aysam había solicitado un 160% de aumento, pero Rodolfo Suarez autorizó un 130%, es por eso que el pedido para el año entrante contempla ese 30% que se atrasó este año. Hasta el momento la factura aumentó un 100%.

Fuente: El Sol