El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, participó este mediodía del desayuno (algo tardío) de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar); evento al que llegó junto al presidente de la Nación, Alberto Fernández. Y fue el mandatario mendocino quien primero brindó su discurso en la sede del INTA, a la cual se mudó la tradicional celebración en época de Vendimia y como consecuencia de la pandemia (solo hubo 250 invitados presenciales).

En su discurso, Suárez destacó las acciones que el Gobierno de Mendoza ha impulsado en pos de la actividad vitivinícola en Mendoza y en el país; al tiempo que destacó la importancia de poder trabajar codo a codo con el Gobierno nacional; más allá de las diferencias políticas y partidarias.

Nicolás Ríos | Los Andes

Entre otras cosas, Suárez resaltó la importancia del agua en la actividad de la vitivinicultura, y en ese sentido resaltó que “es clave poder culminar con Portezuelo del Viento”. La obra hidroeléctrica, proyectada en el Sur mendocino, se costeará con fondos que la Nación le deposita a Mendoza como modo de pago de un juicio que la Provincia ganó por los perjuicios de la extinta Promoción Industrial. El detalle llamativo es que La Pampa y otras provincias -a quienes acompaña la Nación, a su manera- han presentado diversas oposiciones a este mega proyecto.

Codo a codo

El gobernador mendocino resaltó la importancia de poder trabajar codo a codo con la Nación, y -una vez más- resaltó el trabajo que hizo Mendoza desde el inicio de la pandemia para mantener el equilibrio sanitario con el económico.

“Aún nos quedan muchos días más de pandemia, no solo por el comportamiento del virus; sino también por las consecuencias que deja a su paso, especialmente en términos de empleo. Los esfuerzos deben estar centrados en la lucha contra la pobreza. Y para ello se necesita un gran acuerdo nacional, no solo entre las distintas vertientes políticas; sino mediante consensos que hacen a todo el sector publico y privado. Los argentinos y las argentinas conocemos los dolores profundos que pueden producir las grietas. Por eso es hora de ir por los beneficios que solo la unidad puede conseguir. No hablo de unidad de pensamiento, hablo de unidad de los propósitos”, resaltó Suárez.

Sobre los recursos de la Nación

El gobernador mendocino resaltó, además, la importancia de aceitar los recursos con que la Nación distribuye recursos a las provincias. “Las provincias tienen muy pocas herramientas para desenvolverse en las economías regionales. Para hacer de la nuestra una economía regional aun más sana, necesitamos que los criterios de recursos que hace la Nación con las provincias sean previsibles y mesurables. Y, de esta manera, queda en quienes son los que administran bien y quienes no. Mendoza tiene una extensa tradición en materia de innovación. Y la vitivinicultura es una de las muestras más palpables, no solo por su extraordinaria historia, sino por los resultados recientes”, resaltó el gobernador.

Cifras alentadora

El gobernador mendocino destacó que, aún en pandemia, Argentina logró el segundo mejor registro de exportaciones históricas de vino. En ese sentido, explicó que Mendoza aporta casi 86% del valor facturado, y 81,4% del volumen. Además, destacó que la provincia contribuyó con 57% de las más de 135.000 toneladas que se produjeron, y que equivalen a ganancias por 138 millones de dólares.