En la Semana del Prematuro, Amara Benenati, una pequeña que nació a las 35 semanas de gestación, recibió el alta este lunes del hospital Santa Isabel de Hungría de Guaymallén.

La ‘capitana de la Neo’ le leyó el alta a los papás de la niña, quien nació el 25 de agosto de este año, a las 35 semanas y pesó 2 kilos 230 gramos.

La pequeña Amara nació antes de lo previsto, con bajo peso. Con días de vida, debió luchar para salir adelante y lo logró.

Es que en sus 80 días en el Servicio de Neonatología de ese hospital padeció de “estenosis aórtica, hipertensión pulmonar severa, requirió de una válvula patía y le hicieron un cateterismo”, según relató la capitana.

“Hoy es el día más especial para estos papis. Se va nuestra reina de la Neo pesando 3 kilos 820 gramos”, dijo la doctora. Y luego, ingresaron dos enfermeras con la bebé vestida de reina para irse a casa con sus papis.

“Gracias, gracias… Realmente le salvaron la vida. No nos vamos a olvidar jamás de ustedes, nunca”, dijo entre lágrimas la mamá de Amara.

Amara, la pequeña prematura que recibe el alta de neonatología.Facebook del Hospital Santa Isabel de Hungría | Facebook del Hospital Santa Isabel de Hungría