Hoy al mediodía el gobernador mendocino, Rodolfo Suarez, anunció en conferencia de prensa desde Casa de Gobierno la flexibilización de la cuarentena por la pandemia por coronavirus. Una de las actividades que fue beneficiada fueron las ceremonias religiosas, que pueden aumentar la ocupación al 30% de su capacidad.

Ante esto, Mons. Marcelo Daniel Colombo, máxima autoridad de la Iglesia Católica de Mendoza, dirigió un carta a toda su comunidad. "Hemos recibido la noticia de la ampliación de la posibilidad de la concurrencia a las celebraciones religiosas al 30% de la capacidad física del lugar conforme al denominado factor ocupacional", inició.

Luego continuó: “Les pido a los párrocos que establezcan con claridad el número de lugares de cada templo donde tienen lugar las celebraciones, para determinar el 30% de su capacidad al servicio de quienes concurran a ellas”.

Marcelo Colombo, arzobispo de Mendoza

"Les recuerdo que debemos seguir aplicando las disposiciones sanitarias vigentes hasta hoy (Cfr. Decreto provincial Nro. 763/20), respecto a la circulación interna de los participantes, el uso de barbijo o tapaboca, las disposiciones en materia de la recepción de la Sagrada Comunión, la utilización de alcohol en gel y la sanitización permanente de los templos", advirtió el Padre Obispo.

Para finalizar escribió: "El acatamiento de esta normativa es, como lo hemos dicho desde los primeros días de la cuarentena, nuestra respuesta concreta al Mandamiento del Amor que nos ha dado el Señor. Por amor a la vida, la cuidamos en nosotros y en nuestros hermanos. Los testimonios de los rebrotes en otros países no nos autorizan a bajar los brazos, sino a seguir evitando la circulación y difusión del virus, en cuanto de nosotros dependa".