Al comienzo de la gestión del gobernador Rodolfo Suarez, se convocó desde el Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública a intendentes departamentales para plantear la necesidad de relevar en forma conjunta las zonas aptas -urbanizadas o no- para construcción de viviendas.

A partir de entonces, el Gobierno de la provincia comenzó un trabajo exhaustivo para identificar los terrenos disponibles y armar un mapa tecnológico que brinda información precisa de cada uno de los activos tanto para encarar desarrollos de viviendas u otro tipo de proyectos.

El mapa también brinda la posibilidad de identificar los edificios que se encuentran subocupados a los que se podría dar un mejor destino, según señaló el ministro Mario Isgró tras la entrega de viviendas del barrio Constituyentes de Godoy Cruz.

El instrumento permitirá al gobierno la optimización de recursos y del gasto público. Las áreas urbanizadas, con la correspondiente instalación de cañerías de agua, cloacas y electricidad acortan los tiempos de construcción de los barrios, además de disminuir notablemente la inversión.

Ahorrar en cantidad de dinero invertido es positivo para los vecinos ya que los gastos realizados por el gobierno provincial, luego, se transfieren a las cuotas mensuales que las familias tienen que afrontar una vez que reciben la vivienda.

La cercanía de los terrenos a escuelas o el acceso al transporte público, son dos factores importantes a tener en cuenta, que permitirán un ahorro significativo para los nuevos beneficiarios de las casas.

Vista de Mendoza.

La usurpación de tierras ha generado una alerta social y por eso desde el gobierno se han desarrollado distintos proyectos para contener esta situación. Incluso, hay propuestas como la del intendente de San Martín, Raúl Ruffei, quien ofreció tierras municipales para construir viviendas y elevó el pedido a Nación para que financie las obras.

Desde la legislatura Ernesto Mancinelli presentó un proyecto para crear un banco de tierras para evitar usurpaciones. Al respecto, Isgró señaló que, aunque la Provincia viene trabajando en este sentido, "todo aporte es bienvenido".

Cabe aclarar que en el presupuesto del año próximo se proyecta realizar 3.682 viviendas, de las cuales más del 45% se entregarían durante 2021. Además, se prevé ejecutar 4.451 mejoramientos habitacionales, con una inversión que supera los $ 6.340 millones.