Una joven de 24 años fue detenida ayer, luego de que se le interceptara una encomienda con metanfetamina en el correo.


La historia, la sucesión de hechos y el procedimiento que se detallará a continuación es real, tuvo lugar en Mendoza y no es parte de una ficción de esas que abundan en las plataformas de streaming; aunque bien podría ser digna de ser llevada a la pantalla. El desenlace de la historia es el siguiente: una joven de 24 años fue detenida este viernes en su domicilio de Las Heras, luego de que se allanara su vivienda y encontraran en el procedimiento 280 gramos de cocaína, 828 gramos de cafeína anhidra de origen alemana -utilizada regularmente para el estiramiento de la cocaína- y nada más y nada menos que 81.000 pesos en efectivo; según resaltaron desde el Ministerio de Seguridad de Mendoza.

Además de la droga que le había llegado a la joven el viernes al correo, en su domicilio hallaron más sustancias. Foto: Prensa Ministerio de Seguridad Mendoza.

Pero eso no era todo, ya que el mismo viernes había recibido en el correo (hecho que desencadenó la investigación y la detención) una encomienda con “metanfetamina en polvo” valuada en más de 1,5 millones de pesos.

Para llegar a la detención, hubo detrás un mega operativo de inteligencia y seguimiento; el mismo que determinó todo un circuito de película: la joven compraba la metanfetamina proveniente de China -hacía la compra vía Holanda-, el producto lo recibía en encomiendas y luego se encargaba de fraccionarlo y comercializarlo en su casa, ubicada en el barrio Juan Agustín Maza (Las Heras).

Inteligencia

La investigación fue llevada adelante en conjunto entre personal de Aduanas (AFIP) y la Policía de Lucha contra el Narcotráfico. Y si bien el desenlace de toda la historia llegó el a última hora del viernes, los trabajos se extendieron durante toda la jornada.

Del operativo intervino personal de Aduanas, de la Policía de Lucha contra el Narcotráfico y de Gendarmería. Foto: Prensa Ministerio de Seguridad Mendoza.

Concretamente, a lo largo del viernes 16 de octubre; personal de Aduanas interceptó una encomienda que había llegado al Correo Argentino. Al personal interviniente le llamó considerablemente la atención su contenido: un polvo blanco bastante llamativo (en lo que hace a su textura y color); y que fue identificado como “polvo de almendras” (así se lo conoce en la jerga).

Lo sospechoso del contenido derivó en que personal de AFIP solicitara la intervención de sus pares de Lucha contra el Narcotráfico, como así también la asistencia de un perito de Gendarmería. Y el trabajo conjunto permitió determinar que se trataba de una encomienda proveniente de Holanda (aunque había salido de China), que contenía 1.020 gramos de metanfetamina valuada en más de 1,5 millones de pesos (1.585.000 pesos, para ser más exactos).

Aunque en el paquete solo se incluía el domicilio de destino de la encomienda, las averiguaciones de las fuerzas de seguridad permitieron determinar además la identidad de la destinataria de dicha sustancia.

La detención

Sin tiempo que perder, se solicitó la orden judicial para irrumpir y allanar el domicilio ya identificado. Así las cosas, el procedimiento se llevó adelante en la manzana D del lasherino barrio Juan Agustín Maza. Y allí se incautó el material del que disponía con anterioridad, el que ya se detalló que fue encontrado en el domicilio y que era diferente al paquete que le había llegado y que había desencadenado la investigación.

En el domicilio de la joven de 24 años encontraron además dinero en efectivos, cucharitas para fraccionar y otras drogas; además de un arma de fuego. Foto: Prensa Ministerio de Seguridad Mendoza.

Además, en la casa de la joven de 24 años (que se encontraba en el domicilio al momento del procedimiento) fueron secuestradas cucharitas con restos de la sustancia -utilizadas como dosificadores para la preparación de estos peligrosos cócteles– y un revolver calibre 22 corto que se encontraba en un cajón.

La destinataria de la encomienda quedó detenida en el acto y a disposición del Juzgado Federal 1 de Mendoza, a cargo del juez Walter Bento y la jueza Gabriela Curri, perteneciente de la Secretaria Penal “A”. Los magistrados dirigieron las medidas desde el punto de vista legal.

Foto: Prensa Ministerio de Seguridad Mendoza.

Para redondear una trama cinematográfica, en el mismo domicilio se identificó a un hombre de 56 años que cuenta con una condena de ocho años por homicidio, y quien se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria en el contexto de pandemia, puesto que padece una enfermedad respiratoria.

Una peligrosa sustancia

La “meta o cristal”, como se la conoce en la jerga, es una droga estimulante que se fuma o se inyecta por vía intravenosa. Quien la consume experimenta una sensación inicial sumamente placentera -llamada “rush” o “flash”-, y que dura apenas unos minutos. Cuando se consume por vía oral o cuando se inhala por la nariz, la metanfetamina produce una sensación más larga de euforia, sin el “rush” inmediato.

Los principales efectos son la sensación de energía y euforia, con disminución de la necesidad de dormir y comer. Además, provoca una tolerancia significativa y una dependencia psicológica. El deseo por el consumo de la sustancia es muy intenso y puede dar lugar a síntomas de depresión severa que llegan a conducir al suicidio.




Comentarios