Fue el Día del Empleado de Comercio pero a través de un acuerdo entre el gremio y los empresarios se trasladó el feriado laboral para el lunes


La Federación Argentina de Comercio y Servicios (FAECYS) acordó con el sector empresarial trasladar el feriado laboral por el Día del Empleado de Comercio para este lunes, por lo que no habrá actividad comercial.

En Mendoza la actividad del sector será casi nula ya que las tiendas, supermercados y los shoppings tendrán cerradas sus puertas.

Fernando Ligorria, titular del Sindicato de Empleados de Comercio (CEC) aseguró que “Si el dueño del comercio quiere abrir su local este lunes, lo podrá hacer pero sin empleados. Es un día para que descansen los trabajadores”.

Ligorria alentó a los mendocinos a que se organicen con las provisión de víveres porque la idea es que el lunes “esté todo cerrado, que no haya actividad comercial”.

El feriado por el Día del Empleado de Comercio se da en medio de seis meses de restricciones por la pandemia de coronavirus, en la cual se ha registrado una fuerte caída en las ventas y hay un pedido para la extensión del horario.

La Federación Económica de Mendoza (FEM) volverá a insistir en la propuesta del horario corrido, como una forma de dar mayor margen para que se cierren las ventas y de esa manera alentar al consumo.

Acuerdo en espera

El titular del CEC local aseguró que “el incremento salarial para el rubro fue acordado en la negociación paritaria, pero no se firmó el convenio por parte de las principales cámaras y, en estos momentos, rige una conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo”.

“Todavía no nos convocaron a la primera audiencia, estamos a la espera de que se llegue a una negociación favorable para que se pueda aplicar”, señaló.

La negociación cerró el pasado 17 de septiembre con un incremento de $15.000 en el salario básico y un pago extraordinario y no remunerativo de $35.000, que se abonará en siete cuotas mensuales y consecutivas, de $5.000 cada una.

Así, el salario básico de convenio pasará de $35.790 a $50.687, con presentismo incluido. Las dudas están puestas en cuando lo comenzarán a percibir los trabajadores.

En tanto el titular de la Cecitys, Adrián Alín dijo que pedirá a la CAME (Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa) una recategorización de los rubros que pueden afrontar el pago del incremento salarial y los que no están en condiciones de hacerlo. Fuente El Sol


En esta nota:

Economia

Comentarios