Lo confirmó el Ministerio de Seguridad de Mendoza. El objetivo es evitar la propagación del coronavirus.


El Ministerio de Seguridad de Mendoza anunció que los policías que residen a más de 100 kilómetros de sus puestos de trabajo se alojarán, si así lo desean, en un hotel, con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus.

La medida es a partir de este miércoles para aquellos uniformados que viven en zonas alejadas de la provincia y prestan servicio en los departamentos del Gran Mendoza.

La medida incluye a aquellos uniformados que viven más de 100 kilómetros de su lugar de trabajo y en vez de que regresen a sus hogares se alojen por el plazo de 10 días laborables en un hotel de distrito de Dorrego, Guaymallén.

Cumplido ese plazo, el personal policial se retirará a su casa con descanso por 5 días previo realizarse el hisopado correspondiente.

El objetivo es disminuir los traslados de los efectivos policiales para que el virus no se siga dispersando y así también resguardar el potencial humano de la fuerza policial.




Comentarios