Otro vehículo policial terminó chocado. El detenido tenía drogas y un arma de fuego. Las imágenes.


Una persecución por las calles de Guaymallén terminó con un detenido pero en el proceso también hubo móviles policiales chocados y uno que se incrustó en el frente de una casa de familia.

Según detallaron desde el Ministerio de Seguridad la persecución se inició cuando un móvil intentó identificar al conductor de un VW Voyage en la intersección de Capilla de Nieve y Allayme, de Guaymallén, pero se dio a la fuga.

Al operativo se le unieron dos patrullas más que intentaron frenar la huida del sospechoso. Una de esas unidades colisionó contra el cordón de cemento.

Luego otro móvil policial chocó de atrás al Voyage, haciendo que su conductor perdiera el dominio del rodado en la intersección de Merlot y Chardonnay, lo que provocó que embistiera una columna del alumbrado público.

La tercera patrulla intentó esquivar a los dos vehículos y terminó su recorrido contra las rejas de la casa del barrio Viñas de Bermejo. Acto seguido se procedió a la detención del sujeto y al secuestro de un arma de fuego y cigarrillos de marihuana que estaban en el auto.

Los policías que resultaron lesionados en el choque fueron diagnosticados con traumatismos leves y el sospechoso terminó con fractura en el hombro derecho.

Cristian Fúnez, el dueño de la casa contó a Los Andes que “al ver el estado de los autos pensamos que había policías muertos, pero solo hubo efectivos con heridas leves. Después llegaron como 10 patrulleros más y los mismos policías del operativo me dijeron que entre lunes y martes nos iban a reparar los daños”, agregó. Sin embargo, Cristian dijo que por la conmoción tras lo ocurrido nadie le dejó ningún tipo de contacto y él tampoco atinó a pedirlo.

Ahora la familia Fúnez aguarda algún contacto con las autoridades para que reparen los daños, ya que les quedó la casa abierta y están preocupados por la seguridad.




Comentarios