Bajó la persiana de '1884', que funcionaba en la Bodega Escorihuela. Es por la fatla de turismo.


La crisis económica provocada por la cuarentena anti coronavirus golpea a todos los sectores y el reconocido chef Francis Mallmann no quedo ajeno a esa realidad.

Por la recesión económica Mallmann bajó las persianas de ‘1884’, el restaurante que funcionaba en la Bodega Escorihuela desde hace más de 20 años y que se convirtió en su primer restaurante en la Argentina.

“Decidimos cerrarlo hasta que vuelva el turismo, dado que representa el 95% de nuestra clientela”, confirmó.

Según el chef, la modalidad delivery con la que trabajó ‘1884’ durante la cuarentena no fue suficiente para cubrir los costos y se hace difícil continuar su operatividad en estas condiciones.

De todos modos, Mallmann aseguró que se trata de un “cierre momentáneo hasta que se autorice nuevamente el turismo”.

Por el momento, indicó Mallmann, sus demás emprendimientos que funcionan en Mendoza continuarán con sus puertas abiertas, incluyendo su último proyecto ‘Ramos Generales’ que funciona en la bodega Kaiken, de Vistalba, y actualmente trabaja como delivery.

Lo mismo sucederá con sus restó Orégano y María Antonieta, aunque este último es el más complicado debido a la logística que requiere su funcionamiento y su dependencia del turismo extranjero.

Fuente: Mdz




Comentarios