El Gobernador insiste a Nación con que se habiliten el comercio y los restaurantes en la provincia.


Este lunes, tras la publicación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) a través del cual extendieron la cuarentena obligatoria hasta el 24 de mayo, el Gobierno provincial brindó los detalles de cómo sigue la cuarta fase del aislamiento en Mendoza. 

Los ministros de Gobierno, Víctor Ibáñez, y de Economía, Enrique Vaquié, dieron una conferencia de prensa en la que indicaron la situación de la provincia. Las autoridades comunicaron que la apertura del comercio tendrá que esperar, y a partir de este martes queda habilitada la actividad industrial.

Por lo que, todo se mantiene igual que hasta ahora, tanto en el área metropolitana como en el resto de los departamentos. “El Gobernador solicitó y envió a la Nación una nota al jefe de Gabinete solicitando la habilitación para el Gran Mendoza de la actividad comercial, loterías y quinielas, servicios en general, servicio doméstico, mudanzas y restaurantes con la modalidad del ‘pase y lleve”, explicó Ibáñez. Y resaltó que Suarez insistió con el pedido este lunes y está a la espera de una respuesta. 

Víctor Ibáñez.

Por lo tanto, todas las industrias de Mendoza podrán trabajar “sin uso del transporte público, cada industria tiene que ver como traslada a sus trabajadores”, comentó Vaquié.

Desde mañana, quedan habilitados el sector automotriz y autopartes, electrónica y electrodomésticos, indumentaria, productos del tabaco, metalurgia, maquinaria y equipos, calzado, gráfica, ediciones e impresiones, madera y muebles, juguetes, cemento, productos textiles, manufacturas del cuero, neumáticos, bicicletas y motos, química y petroquímica, celulosa y papel, plásticos y subproductos y cerámicos.

En lo que respecta a bares y restaurantes, la provincia tendrá que esperar por un permiso especial de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación. 

Actividades que continúan prohibidas:

– Dictado de clases presenciales en todos los niveles y todas las modalidades.

-Eventos públicos y privados: sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y de cualquier otra índole que implique la concurrencia de personas.

-Centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado que implique la concurrencia de personas.

-Transporte público de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, salvo para los casos previstos.

-Actividades turísticas; apertura de parques, plazas o similares.




Comentarios