El hombre de 67 años está imputado de abuso sexual agravado. La víctima es la nieta de 6 años.


Por estas horas la Justicia evalúa las alternativas para otorgarle la prisión domiciliaria a un hombre de 67 años que está imputado por abusar de la nieta de 6 años.

El acusado aprovechó las circunstancias especiales por la pandemia de coronavirus y al estar incluido en los grupos de riesgo, por la edad y porque padece diabetes, solicitó abandonar el penal y continuar con la reclusión en un domicilio particular.

La investigación comenzó en febrero. Como le padre de la niña está separado, los fines de semana la pequeña estaba en su casa en Panquehua donde también vivía el abuelo abusador.

Esa ocasión fue aprovechada por el abuelo para violar analmente a la menor en al menos dos ocasiones -el último hecho fue el 17 de febrero pasado-, según sostiene la fiscal de Delitos Sexuales Cecilia Bignert.

La víctima presenta lesiones compatibles con los vejámenes y además relató la situación en una entrevista preliminar que le realizaron los profesionales, todavía no declara en cámara Gesell.

El hombre está acusado de abuso sexual agravado por acceso carnal.

El viernes pasado el juez Diego Flamant aceptó la petición de la defensa pero dispuso una serie de medidas para determinar si se otorga el beneficio.

Fuente: Diario Uno




Comentarios