Se colocará una cápsula nylon para resguardar al conductor y evitar contagios por coronavirus.


La Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza dictó la resolución 298 por la que los conductores de las empresas públicas y privadas de transporte deberán aislar a los conductores para separarlos de los pasajeros.

El objetivo es de reforzar las medidas de higiene para evitar contagios por coronavirus. La medida establece una cápsula de nylon que separará a los choferes para resguardarlo y aislarlo de los pasajeros.

La resolución establece que “por el término de sesenta días contados a partir de la fecha de la presente resolución, las empresas prestadoras del servicio público de transporte regular de pasajeros deberán colocar en sus unidades una aislación física que separe a los conductores de los vehículos de los pasajeros”. 

La “aislación deberá ser de material transparente para no afectar las condiciones de visibilidad de los conductores de las unidades”.

Este mismo sistema ya había sido implementado en los micros eléctricos que realizaron traslados locales de los mendocinos que regresaron del exterior y de otros puntos del país.

Este blindaje surge a pedido de la Asociación Unida Transporte Automotor de Mendoza (A.U.T.A.M.) como por el Sindicato del Personal de Micros y Ómnibus de Mendoza (S.I.P.E.M.O.N.) y atiende a escenas cotidianas como la descripta más arriba.




Comentarios