La mujer no llegó al hospital y dio a luz en el asiento trasero. La bebé está en perfecto estado de salud.


En la madrugada de este lunes, dos policías asistieron a una joven de 22 años que dio a luz en el asiento trasero de un auto. Ocurrió cuando la mujer era trasladada al nosocomio, pero no llegó y requirió la asistencia de los efectivos antes de llegar. 

Se trata del oficial inspector Armando Coro y la cabo primero María Espinosa, quienes estaban de guardia en la Subcomisaría Daniel Ceresoli, localizada sobre la ruta 24. Cerca de las 9.15 los efectivos fueron advertidos sobre una joven que estaba en trabajo de parto en las inmediaciones.

Los uniformados que asistieron el parto.

La chica era trasladada hasta un centro asistencial por su padre, pero viendo que no llegarían al hospital, buscaron ayuda de los oficiales que solicitaron una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado, según indicaron fuentes del Ministerio de Seguridad.

Sin embargo, la parturienta comenzó a dar a luz en el asiento trasero del rodado y tuvo que ser asistida por los uniformados. Finalmente, nació una niña quien se encontraba en perfecto estado de salud. La bebé fue envuelta en un toallón y aguardaron la llegada de la ambulancia. 

La madre y la pequeña fueron trasladadas al Hospital Ramón Carrillo de Las Heras.




Comentarios