Es por el efecto coronavirus. Piden medidas para que no se pierdan fuentes de trabajo.


La bonanza con la que comenzó el 2020 para el sector turístico en Mendoza afianzado en números más que positivos, solo en Vendimia hubo un 10% más de turistas que en el mismo período de 2019, se cortó abruptamente con la declaración del coronavirus como pandemia y la implementación de medidas restrictivas para prevenir la enfermedad.

La expectativa para los próximos fines de semana largos era de 80% de ocupación mínima, pero cayó al 20% y lo único que crece por estos días es la preocupación.

“La cancelación de vuelos y la constante variación de la situación a nivel mundial, derivan en la baja de reservas ya confirmadas y suponen un escaso movimiento turístico durante los próximos meses”, indicaron en un comunicado desde la Cámara de Turismo de Mendoza.

“Debido a esta situación, las instituciones turísticas de Mendoza solicitarán la intervención y apoyo del Gobierno nacional, provincial y municipal para poder sostener las fuentes de trabajo de hoteles, restaurantes y agencias de viajes”, agregaron en el escrito que firman Arturo González, presidente de la entidad y su vicepresidente Ricardo Beccaceci.

Entre jueves y viernes pasado, colapsaron agencias de turismo y líneas áreas tras las solicitudes de cancelaciones. El sector turístico denominado MICE (turismo de reuniones, convenciones, congresos) fue el que recibió el primer impacto: totalmente cancelado y con reprogramaciones a partir de septiembre. “Por el momento, todas las reservas internacionales entre mayo y junio han caído”, comentó Santiago Alsina, gerente general de Diplomatic Hotel.

En diálogo con Los Andes, Alsina brindó un dato que es más que gráfico “entre lunes y miércoles se cancelaron 1.000 noches de alojamiento y entre jueves y viernes se sumaron 1.200 noche canceladas”.

Alberto Carleti, presidente de la Federación Económica de Mendoza, consideró que “el Gobierno nacional y el provincial deberán tomar medidas extraordinarias para cuidar las fuentes de trabajo, replantear la modalidad de trabajo para poder mantener los ingresos”.


En esta nota:

Turismo turista Economia


Comentarios