El Ministerio de Salud de Mendoza suspendió a la mujer quien trabajaba en el instituto Concepción Jorba de Funes y en el Lagomaggiore.


Una empleada fue sancionada luego de que la denunciaran por maltratar, insultar y golpear a personas con discapacidad. La mujer fue suspendida por 20 días por su mal desempeño en su trabajo en el instituto Concepción Jorba de Funes y en el hospital Lagomaggiore.

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, tras un sumario administrativo, resolvió aplicarle 20 días de suspensión sin goce de haberes a la agente Patricia Elena Pereira, que se desempeña en la Dirección de Atención a las Personas con Discapacidad.

De una serie de declaraciones testimoniales, se supo que Pereira tomó del pelo y golpeó a la paciente una discapacidad para que tomara una pastilla. Esta situación despertó miedo en Beatriz Sosa, la víctima.

Decile que no me pegue que me voy a portar bien“, expresaba la mujer internada a una testigo que declaró en el sumario.

La trabajadora fue sancionada por no desempeñarse “en forma decorosa y digna de la confianza que el Estado oficial exige frente a la atención de los albergados“. Incluso le atribuyen “conductas agresivas e intimidatorias frente a personas con discapacidad que requieren un trato diario, cordial y acorde a su patología”.




Comentarios