Lo último que el hombre recuerda es haber estado bebiendo con las mujeres. Cuando despertó tenía la casa vacía. El video.


Lo que él pensó que iba a ser una “noche de placer” terminó en un calvario. Un hombre de nacionalidad peruana conoció a dos mujeres el jueves en Mendoza y las invitó a pasar la noche en su casa. Ellas accedieron, pero sus intrenciones eran otras y desvalijaron la casa de su ocasional amigo. 

El hombre llevó a estas dos jóvenes a su vivienda en la calle Montecaseros al 1800, de la Cuarta Sección con la intención de divertirse, según él contó. Comenzaron a tomar bebidas alcohólicas y entre risas y risas el hombre se durmió por completo. Cuando se despertó en su casa no estaban ni las mujeres ni sus pertencias, se habían llevado todo.

Me ‘pepearon’ y me hicieron dormir”, aseguró la víctima. Luego, análisis clínicos confirmaron que había sido sedado con un somnífero de uso veterinario. “Ellas aprovecharon y me robaron todo: televisores, notebooks, celulares, plata, una mochila”, agregó indignado.

El escape de las ladrones con los objetos del hombre quedó registrado por una cámara de seguridad de la zona.




Comentarios