La fiscal Andrea Gómez, quien lleva el caso del joven turista Matías Montín, agredido en la noche del martes en el boliche Ananá de Playa Grande, fue este viernes al Hospital Privado de Comunidad (HPC) donde permanece internado, y lo entrevistó. En la oportunidad la víctima aseguró no recordar nada.

Matías se encuentra por estas horas internado en terapia intermedia, y en el lugar reconstruyó ante la fiscal Gómez los momentos previos a ser golpeado, como en flashes.

La víctima dijo que recuerda haber visto a su amigo Santiago en el baño del boliche Ananá con sangre en la cara, por haber sido golpeado por un joven a quien no conocía, y que sería Matías Belloso, el jugador de Arsenal que está imputado en la causa.

Decidieron clausurar y allanar el boliche donde fue atacado Matías Montín.Gentileza

Montín le manifestó a la fiscal marplatense que él salió del baño para preguntarle a Belloso por qué le había pegado a su amigo, pero sus recuerdos se interrumpen. Luego se le vino otra escena a la mente: la de estar sentado, rodeado por sus amigos y con una enfermera del boliche que le pone un paño en la cabeza, al tiempo que recuerda sentirse mojado con su propia sangre y que lo trasladaron al hospital.

En todo momento, Matías le dijo a la fiscal que él no conocía a los agresores y que a Belloso lo identificaba por haberlo visto en los medios.Terminada la declaración de la víctima, sufrió un extraño cosquilleo en uno de sus brazos y quedó bajo monitoreo de los profesionales médicos.

Matías Montín, joven agredido en un boliche de Mar del Plata.

Según se dio a conocer, en los próximos días se espera que la fiscalía tome testimoniales a los amigos de Montín y al personal que trabaja en el reconocido boliche de Playa Grande. Mientras tanto, Andrés Bracamonte y Gabriel Galvano continuarán detenidos hasta tanto la Justicia de Garantías resuelva el pedido de excarcelación presentado por su abogado, Sergio Fernández.