UTHGRA Mar del Plata se declaró en estado de alerta y movilización frente a dos violentos episodios producidos en una de las sucursales del restaurante “Chichilo”, cuyo propietario fue denunciado penalmente por un trabajador y una trabajadora a quienes agredió física y verbalmente.

Los hechos se produjeron días atrás y, según consta en ambas denuncias ya presentadas ante la Justicia, un cocinero fue maltratado y golpeado en el rostro delante de los comensales y demás empleados por Franco Di Leva, el dueño del reconocido restaurante del centro comercial del Puerto de Mar del Plata, luego de que el trabajador se negara a permanecer durante una hora más en el establecimiento fuera de su horario de trabajo.

Tras este violento episodio, la esposa del cocinero, quien también es empleada del mismo restaurante, fue insultada, maltratada y empujada por el mismo empresario. Ambos, seguidamente, fueron amenazados e intentaron expulsarlos del salón con  personal de Prefectura Naval Argentina, según la denuncia.

De ninguna manera vamos a permitir ningún tipo de violencia física ni verbal contra ningún trabajador”, manifestó el secretario general de UTHGRA Mar del Plata, Pablo Santín, quien instó al establecimiento a “resarcir inmediatamente a los dos trabajadores involucrados, sostener sus fuentes de trabajo y pedir disculpas públicas por lo sucedido”.

Inmediatamente después de que los trabajadores denunciaran penalmente al responsable de “Chichilo” por agresión y violencia de género, el Sindicato de Trabajadores Gastronómicos y Hoteleros se declaró en estado de alerta y movilización, y anunció que prepara una medida gremial en repudio a lo ocurrido.

Que el dueño de un restaurante salga a agredir, insultar, golpear y amenazar a un trabajador y a su compañera es algo totalmente inaudito que amerita nuestro más enérgico repudio. Nos parece muy grave también que intenten resolver cuestiones laborales recurriendo a la fuerza de Prefectura. No podemos permitir este tipo de episodios en ningún establecimiento bajo ninguna circunstancia”, expresó el dirigente.

A raíz de las denuncias se iniciaron actuaciones legales por los delitos de “Amenazas” y “Lesiones” contra el empresario al frente de “Chichilo”, constatando además una herida en el rostro del trabajador como consecuencia del golpe recibido.