Los colectiveros que mantenían el bloqueo a la cabecera de la empresa 25 de Mayo claudicaron ante una presentación del intendente en la Justicia.


Pasado el mediodía de este miércoles, retornó el servicio de colectivos de Mar del Plata tras cinco días de paro, enfrentamientos violentos y horas más tarde de que el intendente Guillermo Montenegro solicitase a la Justicia que desbloquee la cabecera de la empresa 25 de Mayo.

En paralelo a la presentación de Montenegro ante la Fiscalía General, donde expuso que “el servicio de las empresas de colectivos resulta primordial para el normal desenvolvimiento de las actividades esenciales que se encuentran autorizadas en el Partido de General Pueyrredon”, la UTA anunció el pago de remuneraciones adeudadas. Con estos estos antecedentes, los choferes de la agrupación “Juan Manuel Palacios” -disidentes de la UTA- declinaron en el bloqueo a la cabecera de la empresa 25 de Mayo y emitieron un comunicado.

“Los trabajadores de la UTA, con su lucha y convicción, han logrado que las empresas denunciadas por falta de pago de diversos rubros salariales, hayan abonado el salario del mes de junio y el correspondiente aguinaldo”, dijeron los manifestantes en el comunicado que replicó Ahora Mar del Plata.

“Los rubros aún adeudados, ya reconocidos y comprometidos por la parte empresaria, serán objeto de tratamiento en breve plazo y rápida definición. De esta manera, se supera por ahora la situación de conflicto, queda sin efecto la retención de tareasy se retoma la actividad”, agregaron.

El intendente ya había repudiado los hechos de violencia del lunes pasado, donde se registraron heridos de bala, y apelado a la responsabilidades de las partes en conflicto.

La normalización de la frecuencia no será completa ya que los choferes mantendrán el paro nocturno, de 22 a 6, por el anuncio de suspensiones de un centenar de choferes.




Comentarios