Al habilitarse las salidas recreativas en General Pueyrredon, de 8 a 20 todos los días, concejales del Frente de Todos solicitaron informes al Ejecutivo de los controles en el paseo costero y otros sectores concurridos. Puntualmente, el concejal Roberto Páez solicitó a través de un proyecto de su autoría que se profundicen las medidas de prevención.

Tras el aluvión de visitas a la costa de Mar del Plata del domingo pasado, cuando las salidas habilitan un radio de 500 metros del domicilio, Páez expresó su disgusto en sus redes sociales, compartió algunas fotos de comportamientos indebidos e indicó que "cuando el Municipio tiene que controlar, no lo hace".

"Es de público conocimiento que a medida que se abren nuevas actividades aumenta el riesgo de contagio del COVID-19, siendo el respeto de la distancia social la mejor medida preventiva. En consecuencia hemos podido constatar un natural incremento de personas por las calles, en el uso del transporte público en horas pico, en las filas de los bancos, cosas todas esperables atento al paulatino retorno de las mismas. Por tal motivo creemos que es fundamental reforzar las medidas de seguridad ciudadana y de distanciamiento social, especialmente en el sector costero y en los espacios verdes", manifestó el edil al sitio Loquepasa y agregó que "el distanciamiento social sigue siendo la mejor medida para evitar los focos de contagio. "

Paéz objetó que "el frente costero y los espacios verdes son los lugares privilegiados por los marplatenses para desarrollar actividades al aire libre -actualmente prohibidas-, siendo sitios de desplazamientos voluminosos en todas las épocas del año, más aún cuando nos encontramos ante la posibilidad de habilitar salidas tras un gran tiempo de aislamiento".

El concejal también hizo hincapié en la señalización necesaria de los espacios y sitios mencionados para garantizar una "respetuosa y segura circulación ciudadana".