El conocido ensayista británico dio su mirada ante los reclamos soberanos argentinos y en relación a las leyes 27.557 y 27.558.


Según el ensayista Graham Pascoe (autor conocido por sus obras que apoyan la ocupación del Reino Unido sobre las Islas Malvinas) las afirmaciones de Argentina son “una tontería”, en relación a las leyes 27.557 y 27.558 promulgadas recientemente por el Congreso de la Nación.

Las leyes 27557 y 27558 establecen la creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Georgias del sur, Sandwich del sur y los Espacios Marítimos e Insulares Correspondientes.

El autor del libro “Malvinas, Hechos y falacias” (Falklands, Facts and Fallacies) dijo “no es cierto que la pesca a la que se hace referencia en aguas de las Malvinas sea ‘ilegal’, como afirma constantemente Argentina”.

Desde su óptica, que está en las antípodas de la óptica argentina, expresó “Las aguas territoriales y la Zona Económica Exclusiva (ZEE) pertenecen al estado ribereño, es decir, a las Malvinas, no a Argentina. Entonces no es ilegal en el derecho internacional, sino solo en el derecho nacional argentino”.

Los británicos ven a las nuevas leyes promulgadas por Argentina, como una nueva vía de ataque.

A su vez, afirmó que “no hay depredación de los mares por parte de los isleños. De hecho, la pesquería de las Malvinas es una de las pesquerías más estrictamente gestionadas del mundo y cumple o supera todos los estándares ambientales, de sostenibilidad y ecológicos internacionales”.

Por otro lado, destacó que básicamente la actividad no está explotada por los habitantes de las Islas Malvinas, sino que está a cargo de los buques de pesca extranjeros, principalmente españoles, coreanos y taiwaneses, los cuales poseen licencias del gobierno británico en Malvinas.

Zona de pesca en Malvinas. La mayoría de las embarcaciones son españolas, caoreanas y taiwanesas, seguidas por embracaciones de bandera de territorios de ultramar británicos.

“Solo las regulaciones de las Islas Malvinas (establecidas por el gobierno de las Islas Malvinas) se aplican alrededor de las Islas Malvinas, y solo las regulaciones británicas se aplican en Georgia del Sur y las Islas Sandwich del Sur. Argentina no tiene presencia en esas áreas y no ejerce ningún control“, concluyó.




Comentarios