Explican desde sus redes sociales que "hemos implementado un proceso divulgatorio académico, mediante el abordaje desarrollado por nuestra investigadora Melina Brossard, Licenciada en Psicología".

En este artículo, la investigadora intenta hacer un recorrido por la situación actual de aislamiento social, "permitiéndonos historizar situaciones similares atravesadas en nuestro país, generando a partir de estas herramientas una lectura de la actualidad, como un vinculo con lo vivido por nuestros ex combatientes en 1982".

El quedarse en casa puede pensarse como una bisagra en nuestras vidas cotidianas, el enigma frente a lo desconocido, el encierro, el aislamiento social. "El afrontamiento de una inquietud nueva, distinta, cargada de ansiedad respecto a lo indeterminado de la medida gubernamental", sostiene la psicóloga. Y todo esto en función a un bien mayor, a un impacto colectivo, a un impacto nacional.

Estas medidas implican el encontrarse con la soledad aquellos que la cuarentena encontró solos y el desgaste de las relaciones interpersonales de los convivientes.  Y amplía el estudio que "existen tres fuentes de sufrimiento para el ser humano: la naturaleza, el cuerpo y la relación con el otro, lo social. Y justamente es esta última la que genera más conflicto en el ser humano.

Al pensar en incomodidad, aislamiento y ansiedad, la situación remite a los soldados que combatieron en las Islas Malvinas en 1982.

Pero tomando otra vista distinta: la mirada sobre las acciones que estos mismos sostuvieron para hacer frente a los 74 días en el territorio insular argentino. A la solidaridad, compañerismo y unión frente a una causa común.

La autora hace referencia a que la responsabilidad es de todos, ya que respetar las pautas de la cuarentena en este caso hace la diferencia.

Ejemplifica con los comunicados de los centros de ex combatientes que dejan ver el concepto de compañerismo y responsabilidad colectiva para afrontar la presente situación. El mensaje de la C.E.MA. que apela a la solidaridad del pueblo argentino y el cumplimiento del aislamiento social como herramienta para ayudar al otro.

En la misma línea, Excombatientes de Rosario divulga la foto del monumento a Malvinas con la leyenda "Nos quedamos en casa, cuídate... cuidanos". Así como la publicación de Comisión de Hijos, CESC de Mar del Plata que expresa "A nuestros padres los obligaron a ir a la guerra. A nosotros solo nos piden que nos quedemos en casa".

Por su parte, la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur convoca desde su página de Facebook a recordar el día del Veterano y caídos en la Guerra de Malvinas desde nuestros hogares: "Quedándonos en casa también hacemos Patria".

En este punto puede pensarse en los significados que adquiere el lema hacer patria y como estos se modifican dependiendo el momento socio-histórico-político que atraviesa la nación. Hace 38 años hacer patria encontraba su definición en salir a combatir en la guerra, en cambio hoy su significado se trasluce en el aislamiento.

Cabe pensar cómo dos enemigos distintos requieren de estrategias diferentes para hacer patria.

Quedarse en casa con los recaudos correspondientes es pensar en equipo, Pensar en los adultos mayores, las personas que conforman los grupos entendidos como factor de riesgo y aquellos que deben cumplir con su deber teniendo una mayor exposición al virus.

"El cuidado es entre todos, la empatía con el otro tiene como fin último un cuidado de todo un pueblo", da como conclusión.

A modo de cierre, pide tener especial atención en el incremento de vulnerabilidad de las personas que padecen violencia de distinto tipo.