Es Francisco Oliveira, quien desplegó una bandera repudiando las políticas macristas.  Le fueron retiradas las licencias ministeriales en la Diócesis de Avellaneda-Lanús.


Un comunicado emitido este martes por monseñor Rubén Frassia expresó que le fueron retiradas las licencias ministeriales en la Diócesis de Avellaneda-Lanús al padre Francisco Oliveira, quien el pasado fin de semana mostró una pancarta contra la vicepresidenta Gabriela Michetti y se acercó a repudiar su presencia en una ceremonia celebrada en La Rioja.

«Michetti: el gobierno nacional insulta la memoria de nuestros mártires», decía la bandera que el párroco exhibió durante largos minutos. Esta situación generó un gran revuelo durante la beatificación del exobispo Enrique Angelelli, asesinado durante la última dictadura militar.

La historia no terminó allí. Una vez finalizado el acto, Olveira, quien integra el “ Movimiento de Curas en Opción por los Pobres”, se acercó a Michetti para hacerle una crítica sobre el modelo económico que se está desarrollando en el país. Sin embargo, rápidamente fue interceptado y alejado por la seguridad.

A raíz de este episodio, monseñor Ruben Frassia, obispo de Avellaneda, emitió un comunicado donde informó la decisión que tomaba al respecto de la actitud del sacerdote en el mencionado acto celebrado en la catedral de La Rioja.

“Teniendo en cuenta la intransigencia y la poca voluntad del P. Francisco Oliveira, y no queriendo producir un daño profundo en la comunidad diocesana y a la acción pastoral de la Iglesia, a partir del día de la fecha le retiro las licencias ministeriales en la Diócesis de Avellaneda-Lanus, por lo que no es lícito que celebre públicamente los sacramentos de esta Diócesis”, expresó.

Según informó el sitio Rioja Virtual, no es la primera vez que Oliveira está en el centro de la escena por sus apariciones. Hace unos meses, el sacerdote se encontró en el medio de una polémica por emitir una contundente opinión a favor del aborto legal, hecho por la que fue muy cuestionado desde ciertos sectores de la Iglesia Católica. Además, en aquel entonces indicó que «reducir la fe en Jesús a una moralina conservadora y retrógrada es lo más lejos de mi pensamiento a la hora de entender el cristianismo» y defendió la idea de que «tiene que haber educación sexual de verdad y acceso a los métodos anticonceptivos».






Comentarios