Con una gran tranquilidad salió a jugar Andino y Rioja si bien tuvo más la pelota en el primer tiempo no supo capitalizar ese factor, a pesar del calor reinante en la jornada y que también complicó demasiado.

Inclusive antes del entretiempo, el equipo “Rojinegro” contó con las mejores situaciones de gol, donde no pudo aprovechar las ocasiones Federico Fuentes ni tampoco Nicolás Herrera.

Rioja también contó con algunas oportunidades pero no fue preciso para definir y así ambos se fueron al descanso con un cero a cero.

Pero en el complemento, el elenco local salió bien despierto y rápidamente encontró la ventaja en el marcador que le dio una mayor tranquilidad. Al minuto de juego, llegó un tiro libre desde el mediocampo y el recién ingresado Ricardo Granillo apareció por el segundo palo para empujar la pelota ante la salida del portero Escudero que no pudo en su intento de despejar el balón.

Tras ese tanto, el “Xeneize” se adelantó en el terreno y se fue con todo en busca de los goles necesarios para revertir la historia, aunque no tuvo la autoridad ni la inteligencia necesaria para poder complicar. Superó a Andino territorialmente y lo metió contra su arco, pero Andino estuvo atento para defender y hasta cuando intentó salir de contragolpe generó mayor riesgo que su rival.

Pero con el correr de los minutos, Rioja se fue volcando prácticamente a todo el equipo en ataque, más aún cuando el conjunto dirigido por Gabriel Brizuela se quedó con diez jugadores, debido a la expulsión de Federico Fuentes, que recibió la segunda amarilla tras una dura infracción en el mediocampo.

Los minutos fueron pasando y el nerviosismo se apoderó de los jugadores de Rioja, que intentaron con centros y pelotazos, aunque no hubo ningún milagro salvador. Tampoco los cambios a los que apostó el entrenador “Xeneize” sirvieron. Encima, Andino consiguió liquidar el pleito ya en tiempo de descuento.

A los 48’, tras una salida rápida Ricardo Granillo se llevó la pelota y ante la salida del portero por querer evitar el ataque, el delantero la terminó picando y definiendo con el arco vacío para establecer el dos a cero en el marcador.

Aun quedaba tiempo y Rioja siguió buscando el gol del honor, que llegó a través de su emblema. Ariel Vallejos anotó tras un centro desde el sector derecho.

Así, Andino se llevó el festejo y sigue en carrera buscando otro título en la máxima categoría del fútbol riojano.