El titular de la Asociación de Maestros y Profesores de La Rioja, Rogelio de Leonardi, informó que, hasta la visita del Ministro de Educación de la Nación, estaba casi asegurado el aumento salarial previsto de $1.200 pesos al básico.


Luego de que el Ministro de Educación de la Nación, Ab. Nicolás Trotta, visitara la provincia y anunciara que este año los salarios le ganarían a la inflación, la AMP reclama que las respuestas no se ajustaron a la situación local y que el gobierno provincial no cumplió con el aumento de 1.200 pesos, que llevaría el sueldo básico a 12.000 pesos.

El titular del gremio, reclamó también que no se tomó con agrado que, luego de la reunión, el gobernador y el ministro Trotta los desplazaran a otro lugar para realizar la conferencia de prensa si la presencia de los sindicatos. “Es una situación no prevista, confiamos en una negociación salarial que lleva un tiempo prolongado y no hay respuestas. La medida se ha transformado en un hábito o costumbre de todos los años, pero las clases no iniciarán en estas condiciones.”

El malestar y reclamo se hará eco en la asamblea extraordinaria de delegados, prevista para mañana jueves a partir de las 7:00 horas, donde, además de rendir cuentas del ciclo lectivo 2019, se confirmará que las clases no iniciaran sin el acuerdo salarial. “Veníamos destacando la labor del gobierno provincial, pero a medida que se acercaba la fecha de la asamblea, más se alejaban las autoridades.”

Al principal reclamo del aumento salarial se suman otros, como las cuestiones edilicias y la solicitud de que se decrete emergencia educativa, una medida que no quiso declararse el año pasado. “Hay un vaciamiento educativo, no se evalúan ni se tienen en cuenta puntos indispensables para una educación de calidad, como por ejemplo el costo de los útiles escolares, que sufrieron un aumento de entre el 10% y 15%.”.




Comentarios