Tras el revuelo en Mendoza que obligó al gobernador Rodolfo Suárez a dar macha atrás a una ley que permitía el uso de químicos, el mandatario riojano salió a respaldar el consenso con la población en este tipo deactividades.


El viernes 20 de diciembre, los senadores mendocinos votaron por mayoría (29 a 7) la derogación de la ley 9.209. La norma permitía el uso de sustancias químicas para la explotación minera. Esto causó el repudio de una buena parte de la población y contó con la adhesión de integrantes de asambleas ciudadanas de todas las provincias.

En ese contexto, el gobernador Ricardo Quintela salió a pronunciarse y recalcó que “el problema” no es la actividad sino “el sistema de extracción” con cianuro o ácido sulfúrico.

En una entrevista por AM 750, el mandatario riojano deslizó que “hay que tratar de que la explotación tenga licencia social y consenso social”.

En un tramo de la entrevista, uno de los conductores le consultó sobre un posible proyecto en el que estarían involucradas una empresa canadiense y otra china en La Rioja, y Quintela aseguró no estar al tanto.




Comentarios