Esta vez, La Plata fue el epicentro del horror. Un hombre violaba a los nietos de su pareja y uno de ellos lo pudo grabar a escondidas mientras lo hacía.

//Mirá también: Dan a conocer el identikit del violador que atacó a la joven en Posadas

Los abusos habrían tenido lugar dos años atrás, en 2019 y ante saberse la noticia, los vecinos intentaron quemarle la casa al abusador.

Los hechos que suscitaron la indignación de los vecinos tuvieron lugar en el barrio El Molino, en Punta Lara, en la ciudad de La Plata. Tras conocerse un video que mostraba las violaciones, se despertó la bronca de los vecinos.

A partir de allí, los vecinos de este abusador intentaron quemarle la casa, generando que la policía interviniera, y algunos agentes resultaron heridos. También hubo balas de goma para frenar lo que estaba sucediendo.

Video en cuestión

Las fuentes policiales recalcaron que el video que circuló en las últimas horas databa en realidad del año 2019, pero se dio a conocer recientemente. Esto fue lo que generó la bronca de los vecinos que fueron a atacar al hombre que llevó a cabo las violaciones.

Logró escapar

Este hombre, al percatarse de lo que estaba a punto de suceder, logró escapar de la casa antes de ser arrestado por la policía.

“El conflicto arrancó temprano y, al escuchar lo que pasaba, el hombre saltó por una ventana y se fue”, fue lo informado por fuentes policiales a 0221.com.

Abusos por más de cinco años

Así lo detalló el diario El Día, de La Plata, y además informó que una de las víctimas de las violaciones filmó con su celular a escondidas el momento en el que el hombre lo obligaba a practicarle sexo oral.

También, la prensa local, comentó que el hombre acusado habría ido a refugiarse a la casa de un familiar, en Ensenada. Y además, detallaron que “el abogado le recomendó que por el momento no se entregue. De todas formas, aún no hay una orden de detención”.

El barrio El Molino, en Punta Lara, donde habrían ocurrido las violaciones. (Foto: Google Maps).

Pero esto no evitó que los vecinos comenzaran a provocar destrozos en su propiedad, arrojando piedras y todo tipo de objetos contundentes.

Ante lo cual, las fuerzas policiales intervinieron con gases lacrimógenos, balas de goma y postas antitumulto.