Un hombre de 57 años fue detenido este viernes en Malagueño, ante la denuncia por presunto abuso sexual a una niña de 10 años en esa localidad aledaña a Córdoba. Se trata del esposo de la abuela de la víctima, quien durante cuatro años habría amenazado a la nena para que no hablara.

//Mirá también: Córdoba: detuvieron a un policía acusado de abusar sexualmente a familiares

El caso se hizo público esta semana en una nota publicada por ElDoce.tv. La abuela de la niña relató que su esposo violó “tantas veces como quiso” a la menor. Vivía con ellos porque su padre le pegaba a su mamá y está detenido.

//Mirá también: Video: mujer denuncia abuso policial en Córdoba y filmó el hecho

“Convivimos con un violador que arruinó la vida de una criatura. Ahora me cayeron muchas fichas. Mi nieta contó que este hombre la amenazaba diciéndole que no iba a verme más a mí, ni a su mamá y hermanita. Me separé en cuanto me enteré de todas estas aberraciones”, explicó consternada la abuela.

Tras la denuncia, la Fiscalía de Segundo Turno de Villa Carlos Paz, a cargo de Ricardo Mazzuchi, ordenó la detención del hombre. La Policía dio con él en la intersección de las calles Chaco y Lavalle, en la localidad de Río Segundo.

Imputado

Fue imputado por “abuso sexual gravemente ultrajante agravado reiterado y promoción a la corrupción agravada en concurso real”, confirmaron desde la Fiscalía. Además se ordenaron las actuaciones correspondientes para resguardar la integridad de la víctima y sus familiares.

El acusado tiene 57 años y no es el abuelo biológico de la niña. Sin embargo, tenía con ella un vínculo muy estrecho y sobreprotector. La nena nació en un hogar donde sufrió la violencia que su padre ejercía sobre su mamá y, para protegerla, su abuela se la llevó a vivir a ella y a su hermanita a la casa que compartía con su esposo.

El “Nono”, como le decían las niñas, habría cometido los abusos y las violaciones en esa vivienda de barrio San Nicolás, en Malagueño. Allí se dedicaba a arreglar celulares mientras supuestamente cuidaba a las hermanitas.

A mediados de 2021 la víctima comenzó a mostrar inusuales problemas de conducta, relató su abuela. Por este motivo, la mamá de la nena se la llevó a vivir a Córdoba. El pasado día de la primavera decidieron dar un paseo por el Parque Sarmiento. Preocupada, la mamá le preguntó cómo se sentía. En ese momento, su hija le agarró la mano y le confesó el horror que sufrió durante los últimos años.

Tras la denuncia, el Juzgado de Niñez, Adolescencia, Violencia Familiar y de Género Segunda Nominación Secretaría 4 ordenó al denunciado, por un plazo de tres meses, a retirarse del domicilio de la mujer y le prohibió todo tipo de comunicación con su esposa y con la víctima.

Esta resolución no conformó a la abuela y a la madre de la víctima, quienes pidieron su detención preventiva por temor a represalias.