"Tomé cocaína dos años y tres meses", reconoció José Ottavis y contó como fue su lucha para dejar de consumir. Pero además, contó los motivos por los cuales ya no está vinculado a La Cámpora, entre ellos peleas con Máximo Kirchner y reproches por su relación con Vicky Xipolitakis. 

"Tengo 38 años. Tomé cocaína dos años y tres meses. La última vez, fue el 21 de agosto de 2017. Seis meses antes, había decidido que tenía que sacar la droga de mi vida, pero con trabajo terapéutico no me alcanzó. Hice una internación de cinco días", detalló en diálogo con TN.

Pero como todos estos caminos no lo alejaron del camino de las adicciones, el legislador remarcó que se aferró mucho a sus creencias para poder salir adelante. "Me tomé el trabajo de rezar durante seis meses, sistemáticamente, cada mañana", detalló.

Al mismo tiempo, contó que llagar al consumo de drogas fue "la consecuencia de haber tenido una vida autodestructiva" y reveló que de chico sufrió dos situaciones de abusado sexual.  "Lo que aprendí con el tiempo es a perdonar, primero a la persona que me abusó, y después perdonarme a mí mismo. Tuve una situación con un cura y una situación con un familiar. Perdoné esa situación, eso me liberó y me permitió no vivir con odio", señaló Ottavis.

Consultado por su relación actual con La Cámpora, fue contundente: "No estoy más en La Cámpora desde diciembre de 2015". Señaló que su alejamiento se debe "primero por mi edad" y después por las discusiones con Máximo Kirchner: "La última discusión fue en enero de 2016. Fue una discusión por cuestiones políticas, por la falta de autocrítica. Eso arrastró a otra discusión, como la de la elección del candidato a presidente", reconoció.

El secretario general de la Juventud Peronista no estaba de acuerdo con la elección de Daniel Scioli como candidato a Presidente en 2015 y señaló que se trató de "una situación medio de psicopatía", ya que de ambos lados no coincidían políticamente y las críticas abundaban. "Máximo lo eligió a Scioli como candidato y Scioli aceptó ser la sucesión de algo que no le gustaba. Eso permitió que no se llegue a ganar", dijo.

Otra de las peleas que tuvo con el hijo de Cristina Fernández de Kirchner fue por su relación con Vicky Xipolitakis: "En ese momento estaba en pareja con una mujer conocida y ellos no lo compartían, me decían que no podía estar en pareja con Xipolitakis. A mí no me parecía", sostuvo.

La relación con la mediática no era aceptada por su grupo político.

Pero la situación que más le dolió fue que ninguno de sus amigos o compañeros lo alertó sobre las consecuencias de su adicción: "Yo ya estaba consumiendo y me dolió que nunca nadie me dijera nada. De los que consideraba mis amigos, que no me hayan dicho que eso hacía mal. Y ellos sabían que consumía".

Ante problemas de adicciones comunicarse al 141, línea gratuita para todo el país de SEDRONAR habilitada las 24 horas todo el año.

​Si sufre o conoce víctimas de violencia familiar y sexual comunicarse al número 137.