La Municipalidad de La Plata denunciará penalmente a los empleados que se negaron a atender la línea 147 de Atención al Vecino mientras rige el aislamiento social, preventivo y obligarorio. 

Sin informar a sus superiores, los empleados del call center de atención al público que funciona en el edificio del Comité de Emergencias decidieron cerrar la oficina y retirarse, según relató a Télam el secretario de Gobierno de municipal, Marcelo Leguizamón.

Ante esto, afirmó que decidieron "denunciar penalmente a cada uno de los responsables de esta medida de fuerza arbitraria e injustificada" que, según sostiene el funcionario, "buscó dañar, no sólo a una gestión, sino a todos los vecinos platenses (...) en uno de los momentos más delicados de los últimos años".

Fuentes comunales señalaron al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEMLP) nucleado en Fesimubo, como el impulsor de esta medida negligente ya que "los supervisores que están adheridos al gremio directamente no fueron a cumplir con sus turnos". Ante esta situación, el Municipio debió montar un operativo especial y suplantar a los empleados del call center con integrantes de otras áreas de gobierno.

Por su parte, el secretario de Coordinación Municipal de La Plata, Oscar Negrelli, dijo que la decisión de los trabajadores "demuestra la falta de voluntad y de compromiso con el trabajo que tienen algunos empleados y sectores del sindicalismo". Y agregó: "No comprenden la situación por la que estamos atravesando como sociedad y hacen estas jugadas políticas en un contexto en donde hoy más que nunca el Estado tiene que estar presente, al servicio de la comunidad".

Fuente: Télam