Debido a las insuficientes subvenciones de la Dirección General de Escuelas, el colegio podría dejar sin clases a más de ochocientos alumnos que concurren a los tres niveles de educación.

Colegio María Teresa, ubicado en el centro del Parque Pereyra Iraóla (web).

Según explicaron algunos padres, "la escuela podría cerrar sus puertas a partir del 2020, a pesar de que los esfuerzos de las autoridades de la escuela se enfocan en trasladar el fin de más de 100 años de historia educativa al año 2021".

"La situación se debe a que la institución no recibe de la Dirección de Escuelas la subvención acorde a los 808 alumnos que concurren al establecimiento y a la masa salarial de maestros y profesores", continuaron diciendo.

En la actualidad, la situación se agrava por la pérdida de poder adquisitivo de los padres, lo cual provoca que la cuota no sea pagada en tiempo y forma, aunque la cuota sea baja a comparación de otras instituciones privadas, a los padres se les dificulta poder abonarla.

Más de ochocientos alumnos concurren a los tres niveles de educación (web)

Cabe remarcar que el cierre del colegio generaría un conflicto en las escuelas públicas ubicadas en City Bell y Villa Elisa, al no tener vacantes suficientes para recibir a los alumnos que quedarían sin educación, de los cuales 144 pertenecen a nivel pre escolar, 352 al nivel primario y 312 al nivel secundario.

La preocupación también se centra en todos aquellos docentes que quedarían sin trabajo.