Según el Hospital de Niños de La Plata, los golpes y traumatismos aumentan en niños varones menores a cuatro años.


Este jueves se difundieron las cifras de 2018 del Hospital de Niños en La Plata que asegura que los accidentes domésticos en niños aumentan en vacaciones. Entre las lesiones más comunes figuran las caídas, los golpes y las quemaduras.

Según la estadística que maneja el Servicio de Emergencias del Hospital de Niños Sor María Ludovica, de los 72.009 pacientes atendidos en la guardia en el año 2018, el 14,6 por ciento fueron accidentes o traumas.

Aumentan en vacaciones las lesiones en niños varones menores de cuatro años (web).

Ese porcentaje, que son más de 10 mil casos, aproximadamente el 45 por ciento de ellos son en niños varones menores a cuatro años que sufrieron el año pasado algún accidentes domésticos, según determinó la estadística.

“La palabra accidente hace pensar en algo inevitable o fortuito”, aseguró Eugenia Crivero, jefa del Servicio de Emergencias, que también confirmó que durante las vacaciones aumentan las consultas en la guardia ya que cuando los chicos “tienen más tiempo”, hay más chances “de este tipo de situaciones dentro del hogar”.

Los golpes en la cabeza son los más frecuentes en los niños (web).

Dentro de las lesiones más comunes en Argentina, se encuentran las caídas y las generadas por caídas de objetos o golpes de alto impacto contra una pared o un mueble. En el país, según la Sociedad Argentina de Pediatría, los accidentes o traumas son la principal causa de muerte en niños menores de 15 años.

“Antes cuando no había TVled o plasmas era muy común atender casos de golpes por caída del televisor que terminaban con la muerte del paciente”, afirmó Crivero, que también confirmó que las zonas corporales más afectadas son la cabeza y las extremidades.

Madre con bebé en un hospital (web)

Por otra parte, otras causas comunes dentro del hogar son las mordeduras de animales, intoxicaciones y quemaduras que pueden provocar lesiones graves o secuelas permanentes.

“Todo esto se puede evitar. Así como hay una vacuna para el sarampión y no te enfermas, acá también se puede prevenir y evitar si es que existe la supervisión del adulto“, remarcó Crivero y agregó que en muchas situaciones, los golpes se producen porque “los nenes son muy curiosos”.





Comentarios