“Femicidio. Un caso, múltiples luchas”, el documental realizado en 2019 por Mara Ávila, hija de una víctima de un asesinato en contexto de violencia de género, podrá verse este lunes a las 21:00 de forma presencial en nuestra ciudad y de forma online través de la plataforma de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

A dos años de su estreno en las salas del cine porteño Gaumont, la película argentina, que en septiembre fue distinguida por la asociación de autores Argentores y que fue incluida en el Festival de Cine Independiente de Toronto y el Festival Internacional de Cine de Mujeres, también será proyectada de manera gratuita en la Sociedad Italiana de la localidad santafesina de María Juana.

Además, fue incluida en la programación del 19° Festival de Cine de Derechos Humanos y tendrá su transmisión desde la plataforma del Instituto Multimedia DerHumALC (Derechos Humanos en América Latina y Caribe) desde el 8 hasta el 12 de marzo.

El filme será proyectado en las sedes de San Salvador de Jujuy -calle Sarmiento 365- y de Neuquén de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), cuyos estudiantes luego dialogarán con Ávila, en el marco de la iniciativa Cine Inclusión INCAA, del Programa de la Subgerencia de Desarrollo Federal del instituto.

Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) Sede Jujuy, en calle Sarmiento 365 de esta capital.(Archivo Vía Jujuy)

El documental, que puede verse actualmente en la plataforma Cine.ar, comenzó su rodaje diez años después del crimen de María Elena Gómez, la madre de Ávila, ocurrido el 19 de julio de 2005, cuando fue asesinada a puñaladas por el expolicía Ernesto Jorge Narcisi (79), que no aceptaba que ella diera por concluida la relación.

El expolicía fue condenado en 2007 -cuando todavía no se había incorporado el agravante por violencia de género al Código Penal- a nueve años de prisión por “homicidio simple” en el que Mara participó como testigo y querellante, pero la sentencia fue reducida a ocho años en segunda instancia y quedó libre el 18 de julio de 2013.