Publicación científica destacó proyecto ambientalista de profesionales jujeñas

En 2016 la empresa llegó a atravesar períodos de clausura por el irregular tratamiento de sus residuos (izq.). A la derecha, una cuna de lombrices, etapa final del tratamiento de residuos sólidos (2022).
En 2016 la empresa llegó a atravesar períodos de clausura por el irregular tratamiento de sus residuos (izq.). A la derecha, una cuna de lombrices, etapa final del tratamiento de residuos sólidos (2022). Foto: Vía Jujuy

Aplican biotecnología en base a microorganismos eficientes, para el tratamiento de residuos de un matadero en Jujuy.

Un equipo integrado por cuatro investigadoras jujeñas desarrolló un proyecto de tratamiento de residuos basado en una innovadora biotecnología que una vez puesto en marcha en una empresa local, atrajo la atención la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo, que publicó un artículo referido al mismo en su revista Nuestro Suelo.

//Mirá también: La sequía llevó a la creación de la Mesa Regional de Producción Azucarera

El trabajo da a conocer los resultados de la aplicación de una “innovadora biotecnología para el tratamiento de los residuos sólidos y efluentes líquidos”, en un matadero del sur de la provincia de Jujuy.

El equipo está conformado por la doctora Fanny Altamirano y las ingenieras Graciela Zankar y Laura Diez Yarade, todas de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), y la ingeniera Gabriela Fernández (INTA AER Perico- UNJu).

Laguna con efluente recuperado al final del tratamiento con MEj, en predios de Proyajo, en Perico (Jujuy).
Laguna con efluente recuperado al final del tratamiento con MEj, en predios de Proyajo, en Perico (Jujuy). Foto: Vía Jujuy

La tecnología a la que recurrieron para formular la solución ambiental para este establecimiento “consiste en la aplicación de un consorcio de microorganismos eficientes aislados localmente (MEj), sin manipulación genética, beneficiosos y fisiológicamente compatibles entre sí. Los microorganismos aislados localmente permiten el tratamiento eficiente de residuos de los mataderos”, según explican las autoras del trabajo.

FERMENTACIÓN SI, PUTREFACCIÓN NO

En la publicación las profesionales señalaron que el desarrollo y la aplicación de esta biotecnología -”eficiente y económica”, destacaron- se realiza en el matadero Proyajo, situado en la ciudad de Perico, en el marco de un convenio con la Facultad de Ciencias Agrarias. Esta investigación y desarrollo de la biotecnología está a cargo de la doctora Altamirano desde sus inicios.

Explicaron las especialistas que “su aplicación en suelos, aguas residuales y desechos orgánicos acelera y promueve la descomposición de la materia orgánica por vía de la fermentación y no de la putrefacción, lo que permite neutralizar malos olores e impide la proliferación de moscas”.

Además, “está comprobado que los microorganismos eficientes enriquecen la micro flora edáfica, producen hormonas naturales, que promueven el crecimiento y el desarrollo de las plantas, y generan sustancias que ayudan a controlar fitopatógenos”, agregaron en su resumen, que es acompañado por cuadros con datos de interés.

Acerca del proceso que se desarrolló para el establecimiento periqueño, el artículo describe que “los efluentes líquidos son tratados con MEj en lagunas de diferentes capacidades, pero éstos deben ingresar con la mínima carga de sólidos en suspensión, ya que tanto los sólidos en suspensión como la temperatura son los principales factores que afectan la actividad de los MEj”.

En pasos siguientes, “la evolución del tratamiento de los efluentes se monitorea a través de la Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO5), Demanda Química de Oxígeno (DQO) y pH”, mientras que el tratamiento de los residuos sólidos se efectúa “en diferentes etapas que incluyen un compostaje convencional, pero con la aplicación de MEj, y finalmente un vermicompostaje”, el proceso de descomposición de los biorresiduos realizado por la actividad de ciertas especies de lombrices.

DE RESIDUOS A PRODUCTOS PARA VENDER

Finalmente el equipo de profesionales jujeñas puso en relieve que en este proyecto desarrollado en la región productiva de la provincia “la biotecnología MEj aplicada en el tratamiento de efluentes líquidos y residuos sólidos no sólo ha permitido minimizar los problemas de contaminación y la reconversión de residuos en productos comercializables de alta calidad, como humus y lixiviado, sino también ha promovido la vinculación de la empresa con escuelas agrotécnicas e instituciones comprometidas en la producción sostenible, como el INTA Perico y la Escuela Agrotécnica ‘Ing. Ricardo Hueda’” de esa ciudad de los Valles de Jujuy.

Tratamiento de residuos en Jujuy
Tratamiento de residuos en Jujuy Foto: Pedro Vigneau

La efectividad del proyecto de las profesionales jujeñas viene también a ser una buena noticia para la población que reside en proximidades del matadero por cuanto años atrás el establecimiento estuvo jaqueado por graves denuncias en base a las cuales autoridades de la Secretaría provincial de Calidad Ambiental llegaron a constatar serias irregularidades y transgresiones a las disposiciones de la Ley General de Ambiente 5.063/98.

//Mirá también: Para chicas curiosas: abren cursos gratuitos de programación y tecnología

Ese fue el resultado de inspecciones, relevamientos, toma y análisis de muestras, en lo que intervinieron incluso la Oficina Anticorrupción y otros organismos tales como el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, la Dirección Provincial de Control Productivo y Comercial, el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AIDIS).

Cabe apuntar por último que la revista “Nuestro Suelo”, en cuyas páginas se da a conocer el proyecto de las profesionales jujeñas, es editada por la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo con el objetivo de divulgar el conocimiento generado en las distintas regiones del país y lleva publicados ocho números.