El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) está realizando en Jujuy estudios para potenciar la producción de bananas bajo cubierta, como alternativa para proteger los cultivos de extremos térmicos que afectan el rendimiento de los campos en la región subtropical de esta provincia y Salta.

//Mirá también: ¿Podría el bambú reemplazar el cultivo de tabaco en Jujuy?

El presidente de la Asociación de frutas y hortalizas de Salta, el productor jujeño José Luis Checa, valoró que este ensayo viene a responder una demanda del sector, que surgió del Clúster de frutas tropicales, conformado por el INTA, la Asociación de frutas y hortalizas de Salta, los municipios, las Universidades Nacionales de Salta y Jujuy.

En el subtrópico de Jujuy y de Salta, un equipo de especialistas del INTA Yuto estudia el cultivo de bananas bajo cubierta o en invernadero.

El estudio se desarrolla en la Estación Experimental “Yuto”, ubicada sobre la Ruta Nacional 34 en la localidad homónima, 157 km al noreste de San Salvador de Jujuy. Allí se evalúa nuevas estrategias de manejo de los bananales, buscando ofrecer a los productores de la zona, la posibilidad de obtener una mayor calidad y cantidad del fruto, del cual Argentina importa casi 500 mil toneladas al año, tal como señaló Claudio Ortiz, integrante del equipo de trabajo.

POR UNA PRODUCCIÓN CONSTANTE

“Empezamos a hacer este ensayo con motivo de las temperaturas bajas que se están dando en los últimos años. Lo que se planteó es hacer banana bajo cubierta y hay dos procedimientos, uno es con malla media sombra y el otro con una que tiene fibras de aluminio”, comenzó por comentar el especialista, acerca del estudio iniciado en octubre del año pasado.

Agregó que hasta ahora avanzaron en observar “que se genera un microclima dentro de la estructura que protege las plantas”. “Este año hubo heladas y se protegió bastante el cultivo”, acotó al referir que se encuentra en proceso de cosecha.

Claudio Ortiz, especialista del INTA Yuto.

Explicó que “por debajo de los 15ºC se disminuye el crecimiento del fruto y por debajo de los 10ºC casi que no se mantiene viva la planta”, por lo que el nuevo sistema es en apuesta a “la cantidad y la calidad de la banana, y que se pueda mantener una producción constante durante todo el año”.

PRODUCCIÓN EN AUMENTO

Hacia adelante, el trabajo se asocia a calcular el nivel de rentabilidad a generarse, integrando la inversión asociado a la estructura y el precio de la fruta, que es muy variable. “Quizás la amortización de la estructura se pueda dar de entre tres a cinco años”, estimó Ortiz.

De la afectación de los cultivos por las bajas temperaturas, comentó que si bien hay años sin heladas, “hace tres vienen sucediendo y las plantas no produjeron nada o se cosechó bananas de segunda calidad”.

En ese sentido es que el sistema de tapado asegura un ambiente semi forzado para que el cultivo de la planta perenne no sea afectado ni por las bajas temperaturas ni tampoco por las altas.

//Mirá también: “El cannabis medicinal generará riqueza para la provincia”, valoró Santillán

En un ensayo comparativo iniciado en 2020, investigadores de la Estación Experimental de Cultivos Tropicales del INTA "Yuto" evalúan diferentes estrategias de manejo de los bananales.

Sobre el ideal de potenciar la actividad bananera, Ortiz refirió, por otro lado, que “Argentina importa casi 500 mil toneladas de banana” y que “entre Salta y Jujuy se está produciendo en épocas excepcionales el 10% de la demanda nacional”.

Finalmente, comentó que “ha venido creciendo bastante la producción” en la zona, la cual se desarrolla en alrededor de unas 3.500 hectáreas en Colonia Santa Rosa, Orán y Tartagal, en Salta, y, aunque en menor medida, en Fraile Pintado y Yuto, en Jujuy.