Una de las ceremonias académicas más solemnes en el ámbito universitario es el “Acto de Colación” durante el cual las egresadas y los egresados que concluyeron sus respectivas carreras en un determinado período se reúnen con las autoridades de la institución para jurar desempeñar honradamente su título y recibir el diploma.

Los actos de colación en la Universidad Nacional de Jujuy se realizaron en escenarios que fueron cambiando con el paso de los años. La institución educativa comenzó a funcionar con las características actuales el 1 de enero de 1974, luego de su creación por la ley nacional nº 20.579 de fecha 13 de diciembre de 1973. Sus primeros egresados y egresadas se recibieron en uno de los períodos en el que en el país estuvo gobernado por regímenes cívico militares inconstitucionales, con las Legislaturas nacional y provinciales destituidas.

En ese período el Rectorado de la Universidad Nacional de Jujuy ocupaba varias oficinas del Poder Legislativo en el edificio de la calle Gorriti, entre Independencia y 19 de Abril.

Uno de los primeros actos de colación se llevó a cabo, justamente, en el recinto de la Legislatura jujeña y fue presidido por el entonces gobernador de Jujuy, doctor Horacio Guzmán, quien junto al rector Salvador Cosentini el 21 de mayo de 1982 nos tomaron juramento y entregaron el título universitario a unos veinte graduados que nos habíamos recibido en 1981.

En 1982 el gobernador Guzmán presidió con el rector Cosentini el acto de graduación de la UNJu, en la Legislatura.(Gustavo Lores)

Con el regreso de la democracia en diciembre de 1983, se normalizó el funcionamiento de los tres Poderes y la Administración de la Universidad Nacional de Jujuy se trasladó al edificio en el que había funcionado entre 1929 y 1959 la Misión de Estudios de Patología Regional Argentina, dependiente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, inicialmente dirigida por el doctor Salvador Mazza.

Esta circunstancia y un leve pero marcado incremento de número de egresados por año llevó a las autoridades a trasladar los actos de colación de la Universidad Nacional de Jujuy al Teatro Mitre, gran atractivo de la ciudad de San Salvador de Jujuy, inaugurado el 23 de junio de 1901. La sala cuenta con una exquisita arquitectura italiana renacentista y una excelente acústica. Posee capacidad para 550 personas en butacas. Fue restaurado y reinaugurado el 19 de abril de 1978 y se encuentra en la jurisdicción provincial dependiente del Ministerio de Cultura y Turismo.

Se realizaron más de 50 colaciones de grado en el Teatro Mitre. Las primeras, una vez al año debido a que los egresados no llegaban al centenar. Sin embargo a partir de 2000 se superó ese límite y, para permitir la participación de familiares de los egresados se habilitaron dos colaciones por año.

Desde 2010, el número de egresados por año en la Universidad Nacional de Jujuy superó en promedio los 200 y se habilitaron tres actos de colación por año, lo cual generó una alta demanda de organización y, frecuentemente, la adaptación de las fechas de la Universidad a las del Teatro, debido a que es el único de sus características en la provincia de Jujuy.

La sala principal del Teatro Mitre albergó más de medio centenar de actos de colación de grados de la UNJu.(Gustavo Lores)

Durante 2019, la cantidad de graduados y graduadas en el período académico fue de 358. Un año antes se había consensuado realizar los actos de colación en las diferentes Facultades, como en las Universidades con mayor cantidad de alumnos. Se decidió descentralizar la ceremonia y el último acto de colación que realizó la Universidad Nacional de Jujuy en el Teatro Mitre tuvo lugar el 24 de agosto de 2018.

El decano Gustavo Lores (abajo al centro) con flamantes egresados de la Facultad de Ingeniería, en un acto efectuado en el Teatro Mitre.(Gustavo Lores)

Es así como los alumnos y alumnas que se recibieron a partir de 2018 juraron y les fue entregado su diploma en el mismo edificio en el que cursaron su carrera. En el caso de la Facultad de Ingeniería se habilitó el Anfiteatro con tal fin y el 29 de noviembre de 2018 se realizó el primer acto de entrega de diplomas en la propia unidad académica.

Desde 2018 se dispuso que los egresados juraría y recibirían sus diplomas en sus respectivas unidades académicas.(Gustavo Lores)

Durante 2020, la situación epidemiológica impidió la realización de reuniones en espacios cerrados, por lo que, a los efectos de hacer entrega de los diplomas a nuestros egresados se organizó el acto de jura virtual, requisito indispensable para que la Universidad otorgue un título profesional.

La virtualidad también es parte de la etapa culminante de la carrera universitaria, en la Facultad de Ingeniería de la UNJu.(Gustavo Lores)

A posteriori del juramento, cada egresado con un turno preasignado, debió dirigirse al edificio del Rectorado de la Universidad a retirar el diploma correspondiente.

Finalmente, nos encuentra 2021 en plena crisis sanitaria, pero con la posibilidad de abrir las puertas de la Universidad en el marco de protocolos de bioseguridad. De tal modo, hace unos días, el 19 de febrero de 2021, organizamos en Ingeniería nuestro primer acto de colación presencial en pandemia, con la entrega de 36 diplomas.

El pasado 19 de febrero la Facultad de Ingeniería de a UNJu tuvo su primer acto de colación presencial en pandemia.(Gustavo Lores)

Más allá de las cuestiones de organización que han cambiado -y mucho- con el paso del tiempo, el momento solemne que se vive en cada una de estas ceremonias académicas es incomparable. Es nada menos que el instante en el que cada graduado y graduada asume públicamente, a través de su juramento, el deber de honrar la profesión.

(*) Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy.

La Facultad de Ingeniería realizó días pasados el primer acto de colación presencial en pandemia, con la entrega de 36 diplomas.(Gustavo Lores)