Ajustándose a los cupos de presencialidad y las recomendaciones sanitarias implementadas por las autoridades en el marco de la lucha contra la pandemia de Covid-19, la feligresía católica de Jujuy expresó este jueves su devoción a la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya, patrona de la provincia, en el día central de su festividad, que como es tradicional ameritó que sea jornada no laborable en todo el territorio.

//Mirá también: La feligresía jujeña pudo volver al santuario de Río Blanco

En efecto, desde temprano miles de fieles peregrinaron el santuario de la Virgen ubicado en la localidad de Río Blanco, en el departamento Palpalá, a siete kilómetros de San Salvador de Jujuy, hasta donde llegaron grupos de feligreses y familias procedentes de distintos puntos de la provincia para rezar, participar de las misas y renovar los lazos de amor y fe con la Madre de Dios.

"La Virgen ha sido nuestro refugio en este tiempo de pandemia", resaltó el monseñor Fernández este jueves en Río Blanco.

“Es una cita obligada de los jujeños de todos los años para elevar nuestro afecto y cariño hacia ella, (que) sabemos que ha sido nuestro refugio en todo este tiempo de la pandemia”, dijo en las ceremonias de la mañana el obispo de Jujuy, César Daniel Fernández.

“La Virgen es parte de la vida y cultura de los jujeños. Siempre nos acompaña y nos guía en nuestra lucha cotidiana”, agregó.

FIESTA DE FE, PRESENCIAL

La celebración central se realizó bajo el lema “Con María de Río Blanco, nació la fe del pueblo jujeño”. Este año las misas fueron oficiadas en el predio del pequeño santuario de Río Blanco con un aforo establecido en mil personas, a diferencia de años anteriores, que eran celebradas en un espacio próximo mucho más amplio denominado “campito de la Virgen” y que puede albergar a varios miles de asistentes.

Las actividades en el día de la festividad de la Virgen del Rosario se concentraron en el santuario ubicado en la localidad de Río Blanco, a siete kilómetros de San Salvador de Jujuy.

Por razones sanitarias, no se permitió acampar, como tampoco la actividad comercial en las inmediaciones, todo para evitar una mayor circulación de personas.

ESTE AÑO HUBO MISAS

Otra particularidad de la programación de este año es que la sagrada imagen de la Virgen del Rosario no peregrinó desde la Iglesia Catedral sino que fue transportada directamente al santuario, para evitar aglomeraciones.

La primera de las misas anunciadas para la jornada fue celebrada a las 7:00, a la que siguieron oficios a las 8:30, 10:30, 12:00 y otras que se había programado para la tarde.

En tanto, a las 17:30 dio inicio la misa solemne presidida por el obispo Fernández en el atrio de la Iglesia Catedral.

Miles de devotos peregrinaron al santuario de la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya, y con devoción participaron en las misas oficiadas en el lugar.

Cabe señalar que además de las actividades por este día consagrado a la Patrona de Jujuy, a lo largo de cada mes de octubre se reza la novena, se oficia misas y la feligresía concurre al santuario en peregrinaciones que se realiza todos los domingos de octubre. El año pasado no hubo actividades presenciales, pero ahora, flexibilizadas las medidas de aislamiento social, los devotos concurren en “burbujas” familiares.

AÑO MARIANO DIOCESANO

Voceros diocesanos confirmaron que como parte de la programación para este mes, el domingo 31 tendrá lugar en la catedral basílica, en San Salvador de Jujuy, la clausura del Año Mariano Diocesano con una misa solemne presidida por el nuncio apostólico, monseñor Miroslaw Adamczyk, y concelebrada por los obispos del NOA.

"La Virgen es parte de la vida y cultura de los jujeños. Siempre nos acompaña y nos guía en nuestra lucha cotidiana", dijo el obispo Fernández.

La celebración de la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya, coronada el 31 de octubre de 1920, y la peregrinación al santuario de la Virgen de Punta Corral, a 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar, en la zona de la Quebrada de Humahuaca, son los encuentros de fe más importantes de la provincia.

//Mirá también: Catequistas de Jujuy recibieron reconocimiento del Concejo Deliberante

Todos los años para este día, en adhesión a la festividad el Gobierno de Jujuy declara “día no laborable” en toda la jurisdicción, por lo que la provincia entró en un fin de semana extra largo en virtud del feriado turístico nacional del viernes 8 y el feriado nacional del lunes 11, en conmemoración adelantada del Día del Respeto a la Diversidad Cultural, correspondiente al 12 de octubre.