El gobernador Morales presidirá las deliberaciones. La coyuntura y el año electoral serán dos caras de la misma moneda en el debate


Mientras el pronóstico meteorológico anuncia clima frío para el fin de semana próximo, en el ámbito de la política local se prevé para el radicalismo vernáculo un sábado de alta temperatura.

Esto es porque el gobernador Gerardo Morales presidirá ese día un plenario provincial de dirigentes que tendrá lugar a partir de las 10:00 en las instalaciones de la Asociación Gaucha Jujeña, en Bajo La Viña.

La convocatoria formalizada por las autoridades partidarias en reunión del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical, alcanzará a senadores y diputados nacionales, intendentes, diputados provinciales, ministros, comisionados municipales, vocales, funcionarios provinciales, presidentes de comités municipales, referentes y militantes. Es decir, el radicalismo de Jujuy en pleno.

Al anunciar la novedad el presidente del Comité Provincia, Mario Fiad, y el vicepresidente Alberto Bernis, dijeron que a lo largo de la jornada de trabajo se analizará “la situación nacional, provincial y municipal”.

Gerardo Morales

En este amplio repaso de la actualidad institucional y política se estima que Morales hará un resumen de las últimas novedades en su gestión de gobierno, centrándose en los avances producidos en los planes de mayor envergadura propuestos al inicio de su mandato, como son el proyecto de generación de energía fotovoltaica en la Puna, el impulso al desarrollo local en el campo de la tecnología y la explotación e investigación en torno al litio, la fuerte apuesta al turismo como fuente generadora de recursos, la venta del ingenio La Esperanza, el fortalecimiento del sistema de salud pública, entre otros.

Pero dado el complejo panorama coyuntural, no quedarán afuera del análisis de los radicales cuestiones tales como los pasos a seguir en diferentes frentes en torno a las medidas económicas dictadas por el Gobierno central, con eje en la eliminación del Fondo de la Soja; la preocupación generalizada por el crecimiento del desempleo, el impacto de la recesión económica en la actividad mercantil y en la producción, y el abordaje de diferentes planteos surgidos desde las filas del sindicalismo en relación a esos mismos asuntos.

Claro que todo este menú de cuestiones no es divisible de las aspiraciones políticas del principal partido de la alianza gobernante en Jujuy, que ya comenzó a trabajar mirando el calendario del año próximo ya que en 2019 la ciudadanía nuevamente será llamada a votar y es un hecho que el máximo referente del radicalismo jujeño -y potente ariete de la UCR nacional- volverá a ser candidato buscando extender su permanencia en el sillón de Fascio por cuatro años más.

Para ello -según trascendió- Morales reiterará y reclamará enfáticamente a la tropa la necesidad de ejercer “gobierno en territorio”, de lo que deberán tomar nota tanto los funcionarios de la Provincia en todos los niveles como también los jefes comunales e incluso dirigentes y militantes del interior, que a la vez deberán estar preparados para escuchar las demandas de la ciudadanía a fin de articular respuestas desde los estamentos que corresponda, de manera de llegar de la mejor manera al compromiso electoral del año que viene.




Comentarios