El gobernador Gerardo Morales anunció formalmente que el dictado de clases presenciales para los últimos años del nivel primario y secundario en Jujuy se reanudará el 9 de noviembre próximo, para cerca de 21 mil alumnos en toda la provincia, que podrán optar por asistir de forma voluntaria, mientras continuará el proceso formativo virtual.

En forma presencial también se impulsará actividades educativas no escolares para el resto de los poco más de 170 mil alumnos en las 1.100 escuelas que tiene la provincia.

La medida se adopta de acuerdo a "lo definido por el Consejo Federal de Educación y fue hablado también con el Ministerio de Educación de la Nación", dijo Morales durante una conferencia prensa ofrecida este jueves.

El gobernador Morales explicó que las clases presenciales serán optativas, mientras que el dictado remoto continuará con carácter obligatorio.

Para el inicio de esta instancia, se prevé contar con la participación del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dijeron fuentes de la Gobernación.

La decisión fue tomada en razón de la "controlada" aunque "precaria" situación epidemiológica instalada en la provincia, por lo que todo lo anunciado quedará supeditado a que "se mantengan las condiciones sanitarias", dijo el mandatario provincial.

A su turno, la ministra de Educación Isolda Calsina puntualizó que las clases presenciales serán optativas y para unos 10.947 alumnos de séptimo grado de las escuelas primarias y 9.833 estudiantes de quinto y sexto años de las secundarias, en un esquema que comenzará el lunes 9 de noviembre.

La ministra Isolda Calsina se explayó sobre el Plan Estratégico de Emergencia COVID-19, un esquema presencial, optativo y voluntario de regreso a las aulas en Jujuy.

La intención es "robustecer su bienestar emocional, trabajar en su revinculación pedagógica, garantizar sus trayectorias escolares", entre otros objetivos, dijo la funcionaria.

Sobre las actividades educativas no escolares, Calsina indicó que destinadas al resto del alumnado comenzarán el lunes 16 de noviembre y serán de asistencia voluntaria, con el propósito de lograr una revinculación a través de actividades físicas y artísticas, siempre en espacios abiertos.

En cuanto al cierre del ciclo lectivo 2020, la Ministra recordó que el conjunto de los cerca de 191 mil estudiantes tendrán, con carácter obligatorio, la clausura del mismo sobre la base de las clases virtuales.

Cuadro que resume el esquema presencial, optativo y voluntario de regreso a las aulas (Plan Estratégico de Emergencia COVID-19).

La evaluación formativa, como ya había sido anunciado, se extenderá hasta el 27 de noviembre y será de proceso, con lo cual no habrá notas sino calificaciones conceptuales en torno a las evidencias de avances y saberes alcanzados, ello de acuerdo a un registro sobre el que ya vienen trabajando los docentes.

Luego, hasta el 4 diciembre se trabajará en un análisis de la acreditación de saberes, en base a una tabla de calificación con cuatro categorías, suponiendo las dos primeras la promoción del alumno, mientras que para los que queden dentro de las dos restantes se ofrecerá tutorías hasta el inicio del ciclo 2021.

Una vez superado el período de acreditación de saberes, habrá  actividades de cierre del ciclo lectivo 2020 hasta el 18 de diciembre, en las que se priorizará el seguimiento a estudiantes con vulnerabilidad pedagógica.