Reinstaurada la cuarentena total en toda la provincia, continúan los controles.


Un nuevo reporte del Comité Operativo de Emergencias (COE) distribuido a los medios esta tarde informa que más de 150 estudios de laboratorio realizados en las últimas horas a personas vinculadas de alguna manera a casos de coronavirus, han dado resultado negativo.

La alentadora noticia da cuenta de que quince test PCR realizados en La Quiaca a trece contactos secundarios del “caso índice” y a dos contactos estrechos del último caso reportado el viernes, resultaron negativos.

Lo mismo ocurrió con treinta personas testeadas con pruebas PCR durante un tercer rastrillaje efectuado en el barrio Belgrano de esta capital, al igual que cinco contactos estrechos del caso del pasado viernes y 102 personas que se encuentran hospedadas en cuarentena obligatoria.

El equipo y autoridades que integran el Comité Operativo de Emergencias, en la presentación del informe N° 101.

Así las cosas, frente a un escenario en el que se lleva registrados 21 casos de coronavirus y no tener certezas si en la provincia existe transmisión comunitaria del coronavirus Covid-19, el Gobierno local ordenó retornar al aislamiento social total, sólo con permisos para los servicios esenciales, durante siete días en toda la provincia.

“No tenemos certezas sobre la circulación del virus, volvemos a fase 1″, dijo el gobernador Gerardo Morales durante el informe N° 101 del Comité Operativo de Emergencias en el que se detalló la situación epidemiológica provincial.

Jujuy ha contabilizado hasta este sábado 21 casos de coronavirus, de los cuales once fueron reportados en los últimos días, por lo que se busca determinar el origen del contagio de dos efectivos policiales, presentados como “casos aislados”.

Reporte de última hora del COE Jujuy.

En efecto, el Gobernador detalló que en las últimas horas se detectó “un caso aislado” de coronavirus en un comisario de la ciudad puneña de Abra Pampa, por lo que de inmediato se trabajó en armado de un diagrama de las ramificaciones de contactos en más de un centenar de personas.

“Estamos hablando de cerca de cien contactos estrechos, no sabemos el origen del contagio del efectivo”, apuntó Morales.

Detalló que el jefe policial hace diez días “pasó por la ciudad de La Quiaca para participar de un operativo de contrabando de coca y posteriormente trabajó en Abra Pampa y tras cumplir sus tareas se dirigió a la capital” jujeña.

También el viernes al mediodía había sido informado un nuevo caso, detectado durante los operativos realizados en el barrio Belgrano de San Salvador de Jujuy, en donde “una mujer contacto estrecho del caso inicial arrojó un resultado positivo de coronavirus”, informaron voceros del COE.

El gobernador Morales dijo que aún no se puede afirmar ni descartar que haya circulación comunitaria de coronavirus en la provincia.

El segundo caso del viernes fue reportado poco después de las 14:00, cuando el organismo provincial comunicó que “se realizó un test PCR a un personal policial dando resultado positivo de coronavirus”, el cual fue caracterizado como el “caso aislado”, durante el informe presentado por el Gobernador.

En ese marco el mandatario dijo que “no estamos en condiciones de afirmar que tenemos circulación comunitaria o que no la tenemos”, reiteró.

Ante esta situación dispuso volver a fase 1, es decir el aislamiento social total, por siete días, y suspendió el programa de apoyo escolar que había sido iniciado el martes último, mientras se mantenga este estatus sanitario, por lo que los alumnos y docentes de escuelas rurales debieron regresar a sus hogares.

Por otro lado, “a muchas actividades económicas les digo (que) no presionen tanto, acá hay actividades que estuvieron los tres meses trabajando, en general el nivel de actividad económica ha sido normal”, remarcó Morales.

Una de las placas que presentó el COE, en este caso indicando las vías de contacto para acceder a los equipos de salud.

Más adelante reiteró que “tenemos que volver a fase 1 con más disciplina que la primera etapa” y pidió a los municipios que “apliquen todos los protocolos de cuarentena para que la gente esté en su casa”.

Para atender la situación, la provincia de Jujuy cuenta con un total de 50 camas de terapia intensiva, la mayoría instaladas en el hospital “San Roque”, informaron las autoridades, que además anunciaron que en la semana entrante llegarán 25 respiradores artificiales más, para sumar así 75 camas equipadas para esta contingencia.

La provincia había flexibilizado en los últimos dos meses la actividad física al aire libre, como también había habilitado la apertura de comercios, bares y restaurantes, y activado un programa que permitía la práctica de turismo interno, entre otras medidas que ahora quedaron suspendidas por una semana.




Comentarios