"Es un caos el ir y venir de personas sin protección y sin la posibilidad de desinfectar sus manos". Así describió el defensor del Pueblo de Jujuy, Javier de Bedia, el grave cuadro de situación observado en dos de los mercados municipales capitalinos.

El funcionario informó a los medios sobre un relevamiento efectuado personalmente en esos establecimientos y dijo que en base a este diagnóstico requirió la intervención del Comité Operativo de Emergencias - Coronavirus (COE) para corregir la problemática.

De Bedia estuvo junto a miembros de su equipo de trabajo en los mercados de Concentración y Abasto, en el barrio San Pedrito, e "Hipólito Yrigoyen" del barrio Castañeda.

"En los mercados de Concentración y Abasto e 'Hipólito Yrigoyen', la situación es alarmante”, describió De Bedia.

En cuanto a lo que pudieron ver en el mercado municipal de la avenida Almirante Brown, donde se comercializa frutas y verduras en las modalidades minorista y mayorista, dijo que "hemos podido observar que tanto los clientes como los que atienden los puestos de venta, no cuentan con lo mínimo indispensable, como barbijo o alcohol en gel", alertó el ombudsman.

"También hemos constatado que los encargados de los puestos no dispensan alcohol en gel a sus clientes y que tampoco cuentan con lavandina para desinfectar las superficies que utilizan permanentemente en sus horas de trabajo", detalló con preocupación.

Ante esto, el funcionario adelantó que la Defensoría remitiría "el informe correspondiente al COE para que sean sus autoridades las que tomen las medidas necesarias y conducentes a revertir".