Jujuy registró en los últimos tres días 417 nuevos casos de dengue y suma un total de 2.961, en medio de un brote sin precedentes que se concentra en cerca de un 60% en una localidad del este provincial, informó la subdirectora provincial de Epidemiología, Fabiana Vaca.

Ante el mapa de aumento de casos, por el que desde el 16 de abril pasado rige la emergencia sanitaria por dengue en la provincia, ahora se avanzó en "intensificar totalmente la vigilancia epidemiológica de febriles", afirmó la funcionaria.

Detalló asimismo que, hasta la tarde del jueves, se contabilizaba una cifra acumulada de 2.961 casos de dengue en lo que va de la temporada, repartidos en unas 19 localidades del este y sur de la provincia.

Agregó que, cerca de un 60% de los casos (1.753) se encuentra concentrado en la ciudad de San Pedro de Jujuy, ubicada a poco más de 60 kilómetros al este de la capital provincial.

El registro de casos de dengue en Jujuy alcanzó una cifra cercana a 3.000 en los últimos días.

Por otro lado, señaló que otros 605 casos se registran en Yuto, localidad que es seguida por Monterrico (258), Fraile Pintado (141) y San Salvador de Jujuy (72).

En menor medida, también se registra casos en otras 14 jurisdicciones, todas del este y sur provincial, que poseen entre 1 y 37 casos y suman un registro total de 132.

Por fuera de la cantidad de contagios, Vaca señaló que el foco de atención está puesto en Fraile Pintado, "que es la única que tiene circulando dos serotipos del virus del dengue, el 1 y el 4", lo que podría llegar provocar "los casos más graves".

Respecto a la vigilancia epidemiológica, explicó que fue "totalmente intensificada y ampliada a nivel provincial" y que entre las estrategias desplegadas se encuentra el "control a febriles que llegan a las guardias de los hospitales", de quienes se carga datos a un sistema que "permite adelantarse a posibles brotes".