[video] Movilizaron hasta Educación y no fueron recibidos. Amenazan cortar el puente Lavalle.


Luego del abrazo simbólico al edificio de la Escuela Nº 51 “Santa Rosa de Lima” del barrio homónimo, la semana pasada, este martes la comunidad educativa volvió a reclamar por las obras inconclusas para su reforma integral, esta vez en la sede del Ministerio de Educación de la Provincia, en la avenida Hipólito Yrigoyen.

Los padres están preocupados por cuanto observan que las obras iniciadas en octubre de 2018 no avanzan y estiman que tendrán que pasar otro año llevando a sus hijos a que tomen clases en distintos espacios de la ciudad.

Hasta el año pasado, las divisiones de la escuela estaban distribuidas en cuatro lugares diferentes.

“Seguimos con este reclamo porque estamos cansados de que nos mientan. Vemos que las obras no avanzan y eso nos preocupa”, dijo a Vía Jujuy un vocero de los padres autoconvocados, César Farfán.

Madres, padres y alumnos, congregados ante las puertas del Ministerio de Educación, reclamando la agilización de las obras en la escuela “Santa Rosa de Lima”.

“Hace más de un mes la arquitecta (Liliana) Giménez de (la Secretaría de) Infraestructura Escolar, nos dijo que se habían destrabado los fondos para seguir con la obra, pero eso no fue así”, dijo Farfán.

Aunque no fueron recibidos por las autoridades mientras se encontraban manifestándose a las puertas de sus oficinas, les hicieron saber “que nos van a convocar a una reunión la próxima semana”.

Ante esto, “hemos decidido -continuó Farfán- que si no nos dan una respuesta hasta el viernes, el lunes vamos a cortar el puente Lavalle. Es una decisión que ya está tomada por todos los padres y madres que apoyan esta manifestación”.

Mirá también: Padres de alumnos piden se agilice las obras de la escuela Santa Rosa

Al consultarle sobre si, a su juicio, la obra de reforma integral del edificio escolar llegará a terminarse antes de que comience el periodo lectivo 2020, Farfán fue contundente: “Sabemos que las obras no llegan para iniciar las clases”.

“Estamos cansados que nuestros hijos estén distribuídos por todo Mariano Moreno, inclusive hay chicos que toman clases en la iglesia de ese barrio”, resumió el entrevistado para finalizar.




Comentarios