Tenía once años de edad y jugaba a la pelota con sus amigos en la calle, en el barrio 18 de Noviembre, en Libertador General San Martín. Era la noche del 19 del octubre de 2016. Quizás no supo qué ocurrió. El impacto, súbito, caliente, lo sorprendió por detrás. La maldita bala atacó a traición, entró en su cabecita y todo se apagó.

El expediente relata que esa noche, en una ventana de tiempo entre las 21:30 y las 23:00 los hermanos Juan y Matías Álvarez tuvieron un altercado con un menor de edad, en la intersección de las calles Domingo T. Pérez y Dr. Araoz del mencionado barrio.

La situación rápidamente escaló en virulencia hasta el punto que hubo disparos de armas de fuego. "Uno de los proyectiles impactó en la parte posterior de la cabeza de un niño de 11 años de edad, que se encontraba cerca del lugar, jugando a la pelota con un grupo de amigos", fue el relato sucinto de los hechos.

Los acusados, cobardemente, claro, se dieron a la fuga.

El Tribunal en lo Criminal Nº 3 condenó a dieciséis años de prisión a Juan Marcelo Álvarez y Matías Orlando Álvarez, por considerarlos coautores penalmente responsables de la muerte de un niño de once años en Libertador.

Con la urgencia del caso, una unidad del SAME 107 llegó al lugar y asistió a la víctima, que fue trasladada de inmediato al hospital "Oscar Orias" de la ciudad, pero por su estado desesperante se dispuso su derivación al Hospital de Materno Infantil de esta capital.

Ante la gravedad de la herida y los daños internos provocados por el impacto del proyectil de arma de fuego, el trabajo y las maniobras de los médicos del nosocomio fueron vanos, ya que el pequeño perdió la vida.

El Tribunal en lo Criminal Nº 3 de Jujuy condenó a dieciséis años de prisión a Juan Marcelo Álvarez y Matías Orlando Álvarez, con más la inhabilitación absoluta por igual término, por considerarlos coautores penalmente responsables del delito de "homicidio con arma de fuego".

Ese fue el veredicto de los jueces Mario Ramón Puig -presidente de trámite-, Ana Carolina Pérez Rojas y María Margarita Nallar.

La fiscal Delia Filomena Ortiz llevó adelante la acusación, en tanto que la defensa técnica de los acusados fue ejercida por el abogado Ricardo Ceballos y el defensor oficial de Menores, David Troncoso.

Cabe indicar que otro de los enjuiciados fue un menor de edad, quien fue absuelto, por el beneficio de la duda.