Con ofrendas y pedidos de prosperidad, la comunidad, en su mayoría, se vuelca hacia conceptos de la cosmovisión andina y reivindica orígenes ancestrales


Los jujeños iniciarán este jueves los rituales para honrar a la Pachamamaagradecer la producción en los campos, el bienestar del hogar y para pedir prosperidad, en un encuentro de reciprocidad entre el mundo material y el mundo espiritual que se manifestará en toda la provincia.

Desde el 2013, por una ley del Congreso de la Nación cada 1 de agosto Jujuy es Capital Nacional de la Pachamama, en virtud del significado que tiene la celebración arraigada en la región.

En ese marco, el Gobierno provincial -que espera la visita del presidente Mauricio Macri para realizar en Purmamarca el tradicional ritual- decretó asueto escolar y administrativo para este jueves, como una manera de coadyuvar a “vigorizar el rescate de la cultura indígena y promover sus prácticas ancestrales”.

En los pueblos de la Quebrada de Humahuaca, como Tilcara, Maimará, Purmamarca, Hornillos y en la ciudad capital, los jujeños honrarán a la Madre Tierra.

Agosto es el mes de la Pachamama, cuando se celebra el inicio del período de fertilidad de la Madre Tierra y, por ende, durante todo ese mes se realiza rituales y ceremonias de agradecimiento a la deidad generosa.

Desde esta noche el aroma de los sahumerios comenzará a impregnarse en los hogares, lugares de trabajo e incluso espacios públicos, para “liberar las malas energías”, según las creencias.

Estas festividades cobran mayor fuerza en la zona de la Quebrada de Humahuaca, donde las comunidades originarias pronuncian oraciones, realizan ofrendas a la Madre Tierra y reivindican conceptos de la cosmovisión andina.

En la propia ciudad de Humahuaca, el ritual -de carácter público- iniciará a las 10:00 a un costado de la Torre de Santa Bárbara, a pocos metros del monumento a los Héroes de la Independencia, y participarán integrantes de las comunidades del Pueblo Omaguaca como Hornaditas, Valiazo, Rodero, Ocumazo, Chorcán, Pucará, Zenta, Chorrillos, Coctaca y San Roque, entre otras.

Pedirán por el campo, la cosecha, los animales y el bienestar en todos los órdenes de la vida, sin dejar de agradecer lo recibido durante el año.

Será el sexto año consecutivo que el municipio organiza la ceremonia en ese lugar simbólico, donde se yerguen restos de una vieja capilla que servía de atalaya para vigilar al enemigo invasor y fue utilizado por el Ejército del Norte comandado por el general Manuel Belgrano en 1812.

El gobernador Morales y la actual ministra Natalia Sarapura, en el ritual cumplido el año pasado en Humahuaca.

El ritual consiste en la apertura de un pequeño pozo cavado en la tierra -que representará la boca de la Pachamama-, siendo adornado con serpentinas y lanas de colores y con pequeños braseros encendidos con preparaciones especiales de incienso.

En esa “boca” los presentes se suceden de a dos para ir depositando, con recogimiento y solemnidad, las ofrendas, que incluyen hojas de coca, chicha, cigarrillos, “yerbeado”, licores, cerveza, vino y diferentes comidas regionales como guisos de trigo, quínoa y mondongo, además de carnes hervidas, chalonas y papas y maíz.

“Hay diferentes formas de manifestación, pero la de dar de comer a la Tierra tiene un símbolo muy importante porque hay una lectura que se le hace a la naturaleza para ver cómo será el año, si va a ser próspero o no para la cosecha, para la crianza de los animales, si habrá lluvias y pasturas”, explicó Alcira González, referente de la comunidad “La Fortaleza”, de Humahuaca.

Apuntó que todos los pozos donde se hace la ofrenda permanecen cubiertos con una piedra, la cual, al ser retirada para iniciar la ceremonia, “si está mojada será año lluvioso, si está seca, no”.

Tributo a la Pachamama en la Legislatura de Jujuy, en 2018.

La ofrenda consiste en “lo que la misma naturaleza nos da, lo que consume la familia. Abunda la comida, pero la bebida alcohólica debe ser poca, porque no era propia de esta zona y eso no es sano”, advirtió la entrevistada.

La veneración a la Madre Tierra forma parte de la herencia cultural ancestral de los pueblos originarios, profundamente respetada en Jujuy desde su diversidad e interculturalidad.

Mientras que el intendente de Humahuaca, Leonel Herrera, invitó a los jujeños y a los turistas a vivenciar la celebración de la cultura andina, en Purmamarca se apura los preparativos para recibir a una comitiva oficial que encabezarán el gobernador Gerardo Morales y el presidente Mauricio Macri, quienes además de participar de la ceremonia, cumplirán actividades proselitistas de caa a las PASO del domingo 11 de agosto.




Comentarios