Los hechos se remontan a 2017, en un establecimiento educativo del departamento Valle Grande. Informes médico forenses y psicológicos demostraron "categóricamente" los ataques


El director de una escuela del departamento Valle Grande fue condenado a 15 años de prisión por abusar sexualmente en 2017 de una alumna de 12 años dentro del establecimiento educativo situado en una zona rural en el este de la provincia.

El Tribunal en lo Criminal Nº 2 condenó al susjeto -del que sólo se conoció sus iniiales M.E.F.- que se desempeñaba como director y docente, a cumplir la pena de 15 años de prisión al ser hallado “autor material y responsable del delito de abuso sexual con penetración agravado por la condición de encargado de la educación (dos hechos) en concurso real”.

El primero de los ataques fue a finales de marzo de ese año, cuando M.E.F. se desempeñaba como director y docente y aprovechando su condición llevó por la fuerza a la alumna hasta su habitación, ubicada en el interior del establecimiento, donde abusó de ella y la amenazó con que le bajaría las notas si contaba a alguien lo sucedido.

Posteriormente, el 11 de mayo del mismo año, el docente se encontraba en la escuela y mientras los alumnos estaban viendo una película en el interior de su habitación, les ordenó a algunos de ellos que se fueran a la huerta de la escuela y a otros a educación física, lo que le permitió quedar a solas con la niña, de acuerdo a la investigación.

Allí volvió a abusar de la menor de edad, a quien obligó a ver una revista pornográfica y ofreció un teléfono celular a cambio de que no dijera nada.

Luis Kamada, presidente del Tribunal, consideró que a la luz de los informes médico forense y psicológico, “es posible concluir de manera categórica que la menor tiene signos físicos que ratifican haber sufrido acontecimientos de naturaleza sexual, a la vez que su discurso exhibe elementos que acreditan la presencia de indicadores de vivencias de victimización sexual, así como de ausencia de un relato mendaz, en perjuicio del acusado”.

El Tribunal a cargo de la causa estuvo integrado por los magistrados Isidoro Arzud Cruz -habilitado-; Luis Ernesto Kamada, como presidente; y Claudia Cecilia Sadir.

Los fundamentos del Tribunal se basan en la declaración del forense del Poder Judicial, César Burgos, quien indicó en forma detallada que se observaba lesiones en los genitales de la niña de 12 años.

En tanto, la psicóloga del Poder Judicial, María López Castro, afirmó que en la menor se manifiestan elementos compatibles con victimización por abuso sexual, entre ellos trastornos emocionales, cognitivos, sociales y de comportamiento.

En los fundamentos, se consideró también la declaración de la niña a través del sistema de videograbación en dos oportunidades. En esas circunstancias, la menor negó parte de la conducta del imputado, pero afirmó que fue tocada en sus partes íntimas y obligada a ver pornografía.

Para Kamada, la negativa de la niña se explica por el contexto en el que se produjeron los hechos, caracterizado por los rasgos personales de la menor, que la coloca en situación de absoluta vulnerabilidad frente al director de la escuela.

El Tribunal a cargo de la causa estuvo integrado por los jueces Luis Ernesto Kamada, Claudia Cecilia Sadir e Isidoro Arzud Cruz, este último por habilitación.

Cabe señalar que la línea gratuita 102 dependiente de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia, está disponible para la atención de cualquier caso de emergencia de situación de vulneración de derechos de niños, niñas o adolescentes.






Comentarios